• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • 7 de octubre de 2012: ¿La fecha de vencimiento del régimen de Chávez?


    El autoritario presidente populista de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que las elecciones presidenciales tendrán lugar el 7 de octubre de 2012. Chávez, que está batallando contra un cáncer no especificado, está convencido de que va a ganar. En el cargo desde 1999, Chávez sostiene que debe tener otros seis años con el fin de instalar el socialismo del siglo XXI, es decir, una versión ligeramente modernizada del comunismo cubano.

    Chávez sigue siendo el promotor más activo de Irán en el Hemisferio Occidental, país patrocinador de terrorismo más peligroso del mundo. Como el amigo número 1 de Muamar Gadafi en las Américas, Chávez sigue estando del lado de su alma gemela, el depuesto tirano de Libia. También ha hecho llegar un apoyo similar al sangriento líder de Siria, Bashar al-Assad. En su más reciente arrebato, Chávez describió su actual misión como la lucha contra la “locura imperialista” de Estados Unidos y para “salvar al mundo”.

    La campaña electoral será ardua y desigual, con Chávez al mando de los recursos de gran alcance, la maquinaria del gobierno y unos medios de comunicación amordazados. Chávez y sus seguidores ya se ven a sí mismos como preparándose para la batalla decisiva por el futuro de América Latina. Sus esfuerzos de polarización buscan infatigablemente presentar a la oposición como un puñado de vendidos, vinculados con los “fascistas” del Partido Republicano. En la sombra acechan las amenazas de los chavistas de alto nivel para revertir una derrota, ya sea con una intervención militar o empleando “otros métodos de lucha” (es decir, la lucha armada).

    La oposición democrática en Venezuela tiene que saber que Estados Unidos y la administración Obama harán todo lo posible para garantizar que las elecciones sean “libres y justas” y que tienen intención de emplear activamente la diplomacia pública y privada para apoyar el proceso democrático y hablar abiertamente cuando se violan las reglas.

    También hay una urgente necesidad para que el Congreso, centros de investigación política, organizaciones no gubernamentales, organismos de derechos humanos y ciudadanos comunes y corrientes, que se preocupan por el futuro de la democracia en las Américas y en todo el mundo, encuentren maneras de apoyar a la oposición democrática de Venezuela.

    Lo que Venezuela necesita con urgencia es un cambio de régimen pacífico y democrático – uno que rechace el apoyo mundial a la tiranía, que acabe con la criminalidad y la impunidad endémicas y que restaure el equilibrio de poderes, la transparencia del gobierno, el Estado de Derecho y la protección de los derechos individuales.

     

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

     

    Posted in Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo para América, Opinión, Política Exterior, Seguridad