• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Afganistán: Invertir en nuestras fuerzas militares

    En la serie bloguera Room for debate (Lugar para el debate) del periódico New York Times, debatían el anuncio de la retirada de Afganistán anunciada por el presidente y qué hacer con el “dividendo de la paz” resultante. Mackenzie Eaglen, de Heritage, decía lo siguiente:

    La política importa en la guerra. Es por eso que el Jefe de Estado Mayor del Ejército después de Vietnam trató de establecer una doctrina en la que la nación sólo tuviera compromisos militares de gran envergadura o prolongados usando todas las fuerzas, incluidas la Guardia Nacional y la Reserva.

    Pero el camino políticamente conveniente para reducir las fuerzas de EE.UU. en Afganistán con más rapidez de la que los comandantes militares recomiendan – y a un mayor riesgo para una parte muy pequeña de nuestra población – podría llevar a consecuencias no intencionadas. También podría conducir a operaciones de larga duración que podrían ser innecesarias, o poner en peligro el éxito alcanzado el año pasado.

    La rápida reducción manifiesta un mayor compromiso estadounidense con la retirada que con la estabilidad a largo plazo en Afganistán. Nuestra urgente retirada probablemente reforzará la moral de al-Qaeda y de los talibanes, debilitará la decisión de nuestros aliados, desalentará a Pakistán para tomar medidas enérgicas contra líderes talibanes en su país y espantará a los afganos locales que han sido nuestros socios.

    La misión de Estados Unidos en Afganistán está directamente relacionada con nuestros vitales intereses nacionales para mantener a la patria a salvo de ataques. No es un lujo.

     

    Posted in Conflictos Internacionales, Defensa, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo Americano, Opinión, Política Exterior, Proteger a América, Seguridad, Terrorismo