• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Cómo arreglar el presupuesto federal

    WebMemo #3174

    Es hora de que el Congreso frene el gasto y solucione la crisis presupuestaria de nuestra nación. Los excesos de la recesión llevaron a un gasto de 3.5 billones el año pasado – en otras palabras, de cada dólar gastado, 40 centavos eran prestados. La deuda pública se está acercando al 70% de la economía y dentro de esta década excederá el punto de inflexión del 90%, provocando un importante perjuicio para el crecimiento económico y la prosperidad.

    Este problema a corto plazo será seguido por un tsunami de gasto impulsado por los derechos a beneficios ya que los baby boomers (la generación de la posguerra) inundarán los servicios del Seguro Social, Medicare y Medicaid. Si no se controlan, estos programas llevarán a que la deuda sea casi el 200% de la economía. A menos que el Congreso cambie el rumbo de su idea del gasto, todos los tramos de renta tendrán que subirse a más del doble según la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO). Todos los americanos, especialmente las generaciones más jóvenes, tendrían un nivel de vida permanentemente inferior.

    La nación se está ahogando en un mar de tinta roja y los votantes han dicho correctamente “Basta ya”. Debemos controlar el gasto federal y proteger de aplastantes deudas o impuestos a nuestros hijos y nietos. La política establecida a continuación llevará a una América más fuerte y en la cual le vaya mucho mejor a nuestras familias y empresas.

    Establecer metas de gasto

    Establecer firmes metas presupuestarias que iluminen el camino de regreso a la  cordura fiscal a través de la reducción del gasto y del control de la deuda.

    • Recortes específicos del gasto discrecional que sean de al menos 170 mil millones de dólares en el próximo año.
    • Reducir el gasto total a no más del 20% de la economía, avanzando rápidamente hacia un presupuesto equilibrado, sin subir impuestos y dentro de una adecuada “ventana presupuestaria” (espacio de tiempo sobre el que se evaluarían los efectos estimados de los cambios legislativos).

    Arreglar el proceso presupuestario

    El proceso presupuestario permite que los derechos a beneficios – tales como el Seguro Social, Medicare y Medicaid que constituyen las partes más grandes del presupuesto – crezcan sin límites ni restricciones a largo plazo. Otras partes del presupuesto funcionan de la misma manera, también sin restricciones, por lo tanto el Congreso debería:

    • Poner firmes límites al gasto total con mecanismos sólidos del tipo Gramm-Rudman que fije los recortes.
    • Aumentar la transparencia. Dar al público la verdadera imagen de las finanzas de la nación revelando las obligaciones sin fondos de Medicare y el Seguro Social y poniéndolas ante nuestros ojos de forma destacada en la resolución presupuestaria de todos los años. Exigir una votación nominal para poder subir el monto de estas obligaciones.
    • Hacer valoraciones de propuestas políticas importantes, calculando sus costos tanto a corto como a largo plazo.
    • Apagar el “piloto automático” presupuestario de los programas de derechos a beneficios con un verdadero presupuesto a largo plazo. Esto podría hacerse a través de límites específicos dentro de cada programa.

    Proveer una fuerte defensa

    Financiar totalmente las necesidades de defensa para que nuestras tropas puedan defender Estados Unidos así como nuestros intereses en el extranjero. Debe darse prioridad a la modernización y desarrollo de equipo de última generación necesario para proteger de amenazas de rápida evolución a la nación y nuestros intereses. Lo que se ahorre con las reformas militares, como por ejemplo logística por rendimiento, deberían reinvertirse en el presupuesto de defensa para ayudar a cubrir esas mejoras tan necesarias.

    Concretamente, el presupuesto base del Departamento de Defensa debería incluir 560 mil millones de dólares en financiamiento para 2012 y un promedio de $720 mil millones por año (ajustado a la inflación) por cada uno de los próximos cinco ejercicios fiscales además de la financiación extra necesaria para operaciones de contingencia en marcha.

    Ejecutar amplias reformas al gasto incluyendo los derechos a beneficios

    Más allá de de recortes discrecionales, hace falta importantes cambios de programación para poner el gasto federal bajo control.

    Hace falta acometer cambios transformacionales en los principales programas de derechos a beneficios: Seguro Social, Medicare y Medicaid.

    • Aumentar la edad de la jubilación para el Seguro Social, Medicare y el índice de longevidad.
    • Llevar los programas de derechos a beneficios hacia un verdadero modelo de seguro – con el objetivo de incrementar la seguridad financiera en lugar de simplemente limitarse a proporcionar un flujo de beneficios. Cada programa debería tener firmes controles de gasto y un presupuesto limitado.
    • Transformar gradualmente el beneficio del Seguro Social en algo fijo que proteja contra la pobreza y que esté indexada a los salarios. Incluir un sistema de inscripción automática de ahorro y cuentas personales voluntarias que serían financiadas con los ahorros conseguidos por las reformas. Los beneficios existentes deberían indexarse según el Índice Encadenado de Precios al Consumidor.
    • Cambiar Medicare a un sistema de primas con una contribución fija y controles presupuestarios a largo plazo, brindando a los pacientes máxima libertad para tomar las decisiones de salud sin necesidad de someter a doctores y pacientes a controles artificiales de precios. Un mayor reparto de gastos debería añadirse al programa tradicional de pago por servicios de Medicare.
    • Sacar de Medicaid a las familias sanas y pasarlas a seguros médicos privados. Luego, convertir el resto del programa para adultos mayores  y discapacitados en un grupo limitado que tenga mayor flexibilidad de administración para los estados.

    La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (PPACA), más conocida como Obamacare y anunciada como una ley que reduce el déficit, es en realidad una ley que revienta presupuestos. Ha creado nuevos derechos a beneficios y no hará bajar sino subirl el costo de la asistencia médica en general.

    • Derogación de Obamacare y tomar las medidas necesarias para retirar fondos y bloquear la implementación de esta ley hasta que el Congreso la derogue por completo.

    El gasto de la asistencia social es aproximadamente de 1 billón de dólares anuales y los más de 70 programas de asistencia social existentes han alentado un patrón cíclico de dependencia entre decenas de millones de americanos.

    • Establecer restricciones fiscales a todos los gastos federales de asistencia social: Después que el desempleo vuelva a niveles normales, retirar la financiación a todos los programas hasta llegar a niveles pre recesión. A continuación, ponerle límite a estos gastos según la inflación.

    El alcance del gobierno federal es demasiado extenso. Las ventas de activos pueden aliviar un presupuesto que no da más de sí y traer beneficios económicos a la sociedad al poner los recursos en manos del sector privado que siempre es más productivo.

    • Implementar un programa para vender, con el tiempo, los recursos federales, como terrenos, derechos de explotación minera y edificios federales de oficinas que no se usan.

    Mantener bajos los impuestos

    Los aumentos de impuestos son la respuesta equivocada a la crisis presupuestaria. Para mantener nuestra economía fuerte y en expansión, los impuestos deben mantenerse a un nivel bajo y competitivo con otras naciones; las políticas que distorsionan los mercados deberían reformarse.

    • Convertir las rebajas de impuestos de los años 2001 y 2003  en algo permanente, incluyendo la eliminación del impuesto a la muerte y arreglar de modo permanente el Impuesto Mínimo Alternativo (AMT).
    • Reformar los impuestos a las empresas y reducir considerablemente su nivel.
    • Reformar la exclusión del impuesto al seguro médico convirtiéndolo en un crédito fiscal para ayudar en la compra de seguro médico.
    Alison Acosta Fraser es directora del Instituto de Estudios de Política Económica Thomas A. Roe de la Fundación Heritage.
    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.
    Referencias
    [1] Peter R. Orszag, Director, Oficina de Presupuesto del Congreso, carta al congresista Paul Ryan (R–WI), 19 de mayo de 2008, en http://www.cbo.gov/ftpdocs/92xx/doc9216/05-19-LongtermBudget_Letter-to-Ryan.pdf (24 junio 2008).
    [2] Los ex senadores Warren Rudman (R-NH) y Phil Gramm (R-TX) fueron autores de legislación en los años 80 que imponía firme disciplina fiscal en el gasto federal que incluía recortes automáticos cuando el gasto excedía las metas impuestas.


    La autora de este artículo quiere agradecer y reconocer las muchas contribuciones hechas por los autores de las siguientes publicaciones:
    Fundación Heritage, “Soluciones para América”, en http:/www.libertad.org/soluciones-para-america.
    Fundación Heritage, “La lista de cosas por hacer”, en http://libertad.org/wp-content/uploads/2011/01/Soluciones_Lista.pdf
    Brian M. Riedl, “How to Cut $343 Billion from the Federal Budget,” Fundación Heritage, Trasfondo No. 2483, 28 de octubre de 2010, en  http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/10/How-to-Cut-343-Billion-from-the-Federal-Budget?query=How+to+Cut+$343+Billion+from+the+Federal+Budget.
    Brian M. Riedl y Alison Acosta Fraser, “Four Principles of Budget Process Reform,” Fundación Heritage, Trasfondo No. 1746, 8 de abril de 2004, en  http://www.heritage.org/Research/Reports/2004/04/Four-Principles-of-Budget-Process-Reform.
    Alison Acosta Fraser, “Obama’s Fiscal Commission: Avoiding a Standoff”, Fundación Heritage, WebMemo No. 2882, 27 de abril de 2010, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/04/Obamas-Fiscal-Commission-Avoiding-a-Standoff.
    Mackenzie Eaglen, “Taking a Scalpel to the Defense Budge,” Fundación Heritage, WebMemo No. 3132, 3 de febrero de 2011, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2011/02/Taking-a-Scalpel-to-the-Defense-Budget.
    David C. John, “Time to Raise Social Security’s Retirement Age”, Fundación Heritage, Trasfondo No. 2492, 22 de noviembre de 2010, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/11/Time-to-Raise-Social-Securitys-Retirement-Age.
    Robert E. Moffit y James C. Capretta, “How to Fix Medicare: A New Vision for a Better Program” Fundación Heritage, Trasfondo No. 2500, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/12/How-to-Fix-Medicare-A-New-Vision-for-a-Better-Program.
    Nina Owcharenko, “State Medicaid Reform After Obamacare”, Fundación Heritage, WebMemo No. 3062, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/11/State-Medicaid-Reform-After-Obamacare.
    The Case Against Obamacare: A Health Care Policy Series for the 112th Congress” en http://www.heritage.org/research/projects/the-case-against-obamacare .
    Ernest Istook, “How to Limit the Damage from Obamacare—Pulling It Out Weed by Weed” Fundación Heritage, Trasfondo No. 2512, 27 de enero de 2011, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2011/01/How-to-Limit-the-Damage-from-Obamacare-Pulling-It-Out-Weed-by-Weed.
    Katherine Bradley y Robert Rector, “Confronting the Unsustainable Growth of Welfare Entitlements: Principles of Reform and the Next Steps”, Fundación Heritage, Trasfondo No. 2427, 24 de junio de 2010, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/06/Confronting-the-Unsustainable-Growth-of-Welfare-Entitlements-Principles-of-Reform-and-the-Next-Steps.
    Stuart M. Butler, “Why Asset Sales Are Good Public Policy”, Fundación Heritage,  Conferencia, 15 de febrero de 1988, en http://www.heritage.org/Research/Lecture/Why-Asset-Sales-Are-Good-Public-Policy.
    Curtis S. Dubay, “Obama Tax Hikes: Bad for All Americans”, Fundación Heritage, Trasfondo No. 2473, 23 septiembre de 2010, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2010/09/Obama-Tax-Hikes-Bad-for-All-Americans.
    Curtis S. Dubay, “Corporate Tax Reform Should Focus on Rate Reduction”, Fundación Heritage, WebMemo No. 3146, 11 de febrero de 2011, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2011/02/Corporate-Tax-Reform-Should-Focus-on-Rate-Reduction.
    Stuart M. Butler, “How to Design a Tax Cap in Health Care Reform”, Fundación Heritage, WebMemo No. 2517, 1 de julio de 2009, en http://www.heritage.org/Research/Reports/2009/07/How-to-Design-a-Tax-Cap-in-Health-Care-Reform.
    Posted in Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Impuestos, Informes, Liderazgo para América, Opinión, Soluciones para América, WebMemo