• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Continúa la tragedia humana de los inmigrantes ilegales

    La semana pasada, por lo menos 80 inmigrantes ilegales fueron secuestrados en un tren por hombres armados en el estado de Veracruz. Según las versiones, los operadores del tren  “no se detuvieron donde lo suelen hacer. … Por el contrario, continuaron hasta una zona remota donde pasan los trenes que vienen de Coatzacoalcos”. Allí  estaban esperando hombres armados y “se fueron directamente, como si ya supieran, (a los carros  donde) estaban las mujeres y los niños”.

    Lamentablemente, esta violencia no es algo nuevo. De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, probablemente ocurren más de 400 secuestros en los que están involucrados 22,000 personas en México cada año.

    A lo largo de las vías, con frecuencia se encuentran en espera bandas criminales que se aprovechan de los inmigrantes ilegales que saltan del tren para evitar los puntos de control. Otras veces, los maquinistas, ingenieros y personal de seguridad privada a bordo de los trenes son sus cómplices, permitiendo a organizaciones criminales o autoridades que aborden los trenes y secuestren a los inmigrantes ilegales.

    Privados de alimento, golpeados, atados, amordazados, incluso drogados o quemados, estos inmigrantes podrían contarle horrores. Esta tragedia humana finalmente exige que se haga algo. Por su parte, Estados Unidos debe buscar estrategias integrales y sólidas para combatir el contrabando de seres humanos, la violencia y la gran cantidad de inmigrantes ilegales que tratan de cruzar nuestras fronteras.

    La amnistía sólo crearía mayores incentivos para inmigrar ilegalmente a Estados Unidos, trayendo consigo toda una nueva ola de inmigrantes ilegales. Más bien, Estados Unidos debería promover alianzas con las naciones para combatir el tráfico de personas y desmantelar las redes de tráfico, así como plantear iniciativas que promuevan la justicia, el cumplimiento de la ley y reformas de libre mercado en toda la región. Estas iniciativas junto con una mayor aplicación de la ley dentro de Estados Unidos y la formación de una estrategia organizada usando el elemento humano, la tecnología y otros recursos a lo largo de la frontera, ayudará a detener la ola de violencia y el flujo de inmigrantes ilegales a Estados Unidos.

    A medida que la violencia y la tragedia aumenta, una cosa es cierta: Es el momento de centrarse en una visión integral de la inmigración ilegal y evitar la solución de mente estrecha de amnistía masiva.

     

    La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org.
    Posted in Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Opinión, Proteger a América, Seguridad Interior, Temas legales