• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

El costo de la amnistía para los contribuyentes es de $6.3 billones

¿Cuál es el objetivo de una reforma de la inmigración?

Como expuso ayer el presidente de la Fundación Heritage Jim DeMint, “Cualquier reforma de la inmigración debería mejorar las vidas, los ingresos y las oportunidades” de aquellos que residen legalmente en Estados Unidos.

La propuesta de amnistía de La Banda de los Ocho hace lo contrario, convirtiéndose en una carga para los contribuyentes al dar respaldo a los inmigrantes ilegales. Un nuevo de informe de la Fundación Heritage estima que una amnistía como el proyecto de ley de La Banda de los Ocho les costaría a los contribuyentes de Estados Unidos $6.3 billones.

“Estamos defendiendo, en nombre de aquellos que han venido aquí de forma legal y de todos los contribuyentes americanos, que esto va a suponer un enorme costo para ellos y que disminuirá las oportunidades en el futuro”, comentó ayer DeMint en “Your World with Neil Cavuto”.

La cifra de $6.3 billones es el costo que representa para los contribuyentes el dar respaldo mediante una amnistía a los inmigrantes ilegales, incluyendo cualquier impuesto que esos inmigrantes aportasen al sistema frente a la cantidad de beneficios y servicios públicos que estos obtendrían.

Y a nivel individual la cifra es sencillamente impresionante. Como indican Robert Rector y Jason Richwine, expertos de la Fundación Heritage y autores del estudio, “el inmigrante ilegal adulto recibiría de promedio $592,000 más en beneficios públicos de lo que pagaría en impuestos durante el resto de su vida”.

Muchos conservadores creen que si una persona tiene un empleo y trabaja duro, inevitablemente se convertirá en un contribuidor fiscal neto (pagando en impuestos más de lo que recibe en beneficios). Sin embargo, durante muchísimo tiempo, eso no ha sido así en nuestra sociedad.

Con la amnistía, los inmigrantes ilegales se convertirían en legales y tendrían derecho a los beneficios de Obamacare, el Seguro Social, la asistencia social y Medicare. El estudio de Rector y Richwine tiene en cuenta los costos según se irían acumulando tras el período de espera para recibir beneficios de la propuesta de La Banda de los Ocho:

Después de 13 años, los inmigrantes ilegales tendrían derecho a la asistencia social según ingresos y a Obamacare. En ese momento o poco después, los que antes era hogares de inmigrantes ilegales probablemente recibirían beneficios públicos al mismo nivel que los hogares de los inmigrantes legales del mismo nivel educativo. Como resultado de ello, el gasto público y los déficits fiscales se incrementarían espectacularmente.

Es evidente que esta no es la única manera de reformar la inmigración. Como comentan DeMint y Rector en el Washington Post, “Un sistema de inmigración legal debidamente estructurado mantiene el potencial de impulsar un crecimiento económico positivo y la creación de empleo. Pero una amnistía para quienes se encuentran aquí ilegalmente no es necesaria para recibir esos beneficios”.

Se ofrece una “opción falsa” a la gente al decir que la amnistía es necesaria para la reforma de la inmigración, indicó DeMint.

El pueblo americano se merece el poder oír todas las opciones de este debate, pero lo que no se merece es tener a una banda de senadores haciendo presión a favor de un proyecto de ley al estilo de Obamacare en la trastienda del poder en Washington.

“Unamos al pueblo americano haciendo público este estudio, parte por parte”, comentó DeMint. “No se tiene que llevar a cabo una amnistía para conseguir todos los beneficios de una reforma”.

 

La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org. 

 

Posted in Actualidad, Adminstración Obama, Análisis, Campana de Heritage, Congreso, Derecho a beneficios, Economía, Elecciones EE.UU. 2012, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Impuestos, Inmigración, Opinión, Sistema de Salud, Sociedad civil, Temas legales
 
  • Manuel

    El cálculo de este estudio como ya demostró el Instituto Cato es errado, la economía es mucho más que sumas y restas.

  • magy miranda

    eso es muy cierto lo que dice este articulo. si asi que no estan legalizados andan pidiendo estampillas y medicaid ahora se imaginan con esa mentada legalizacion. setan muy mi raza pero son orgullosos engreidos.

  • L. C. Vázquez

    Muy buen artículo. Se nota que se ha hecho un trabajo extenso de investigación. También es notable la sinceridad y objetividad de los datos.