• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • El Medio Oriente de Obama: Retirada de Irak

    Ya se sabe que todas las tropas de Estados Unidos se retirarán de Irak a finales de año. Mientras que todo americano comparte la convicción de que no queremos tropas americanas estacionadas en un país de Medio Oriente ni un día más de lo que necesiten estar allí, es una tragedia ver que una salida prematura de las tropas de Estados Unidos podría poner en peligro el progreso que se ha hecho en Irak.

    Más que un símbolo de éxito, la retirada de tropas de Estados Unidos parece más el resultado de una administración en retirada.

    Con Siria en caos, Irán avanzando, un Israel más aislado y políticas cada vez más ambivalentes de Turquía, ahora es el peor momento para ver una disminución de la influencia de Estados Unidos que asegure un continuado progreso en Irak. Una total retirada de las tropas dejará a las fuerzas iraquíes de seguridad mucho más vulnerables al terrorismo, el conflicto sectario y la intromisión iraní – y los dejará en mucho menor capacidad de luchar contra al-Qaeda en Irak y las milicias chiítas pro-iraníes.

    En parte, Obama y su Doctrina Obama tienen la culpa de que el gobierno iraquí desista del apoyo americano – a pesar de saber que esta decisión prematura pone en riesgo el futuro de la paz y prosperidad del país. La clara preferencia de administración Obama por una retirada de Irak tan pronto como sea posible ha hecho que sea más difícil negociar con Bagdad desde una posición de fortaleza. Los líderes iraquíes, sintiendo la impaciencia de la administración Obama por dejar ese país, se muestran reacios a asumir riesgos políticos y dar inmunidad judicial a las tropas de Estados Unidos. Eso se convirtió en escollo insalvable.

    Ahora la política del gobierno de Obama para Medio Oriente está pasando de ser un liderazgo desde atrás a una que mira desde la barrera.

    Para empeorar las cosas, la retirada de Irak hará muy poco para detener la inminente crisis de nuestra disponibilidad militar. Los proyectados recortes de defensa, incluso antes de este anuncio, no permitirá al Pentágono contar con los fondos suficientes para pagar por las presentes operaciones, mantener una fuerza entrenada y preparada y planificar para el futuro.

    Como resultado, en pocos años el Medio Oriente de Obama será un lugar muy inestable y Estados Unidos tendrá una capacidad muy reducida para defender sus propios intereses.

     

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

     

    Posted in Conflictos Internacionales, Defensa, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo Americano, Opinión, Política Exterior, Proteger a América, Seguridad, Terrorismo