• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

El peligro inmediato en el Senado

¿Piensa Ud. que su estado tiene una representación equitativa en el Senado? Pues bien, eso se podría acabar muy pronto.

El líder de la mayoría en el Senado Harry Reid (demócrata por Nevada) está tratando de asegurarse de que él personalmente tenga la última palabra sobre toda la legislación que se tramite. Y según el plan que se está considerando, solamente a otros tres senadores se les permitiría realizar alguna contribución significativa.

Reid ha estado hablando con el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell (R-KY), acerca de un acuerdo sobre este perverso plan. Pero ya se apruebe con el beneplácito de McConnell o no, supone un peligro para cualquiera que no esté representado por Harry Reid.

Por supuesto, hasta que Harry Reid deje de ser senador. Entonces, el cetro del poder pasaría al próximo líder de la mayoría. Pero Reid y su grupo no están pensando en ese día. Están pensando en el día de hoy y en la capacidad de aprobar leyes sin oposición alguna.

Entre las mal llamadas propuestas para la “reforma del filibusterismo” (intervención parlamentaria hecha con el propósito de impedir que un asunto se someta a votación) que están circulando por el Congreso se incluyen las siguientes:

· Hacer más fácil que un partido apruebe una legislación, incluso si la mitad del Senado no está de acuerdo: Para frenar el debate sobre un asunto polémico, se requieren ahora 60 votos. Pero la propuesta que se está planteando crearía una vía para que el líder de la mayoría apruebe cualquier propuesta con sólo 51 votos a favor.

· Crear cuatro “supersenadores” que poseerían el poder real: Sólo cuatro senadores podrían presentar enmiendas a la legislación, dejando en la práctica a los otros 96 fuera del proceso legislativo.

· Otorgar poderes especiales al líder de la mayoría: El líder de la mayoría (Reid en estos momentos) tendría la autoridad especial de adjuntar una enmienda después de que haya finalizado el debate sobre un proyecto de ley en concreto. Junto con el umbral de los 51 votos, este cambio permitiría que el líder de la mayoría bloquease cualquier trámite sin que el Senado ni siquiera lo debatiese.

En pocas palabras, se trata de un plan desastroso que entregaría todo el poder del Senado a cuatro personas y convertiría al líder de la mayoría en un tirano.

Es una idea tan mala que incluso el propio Reid argumentó en contra de unos cambios similares cuando formaba parte de la minoría.

Si volvemos a aquel 2005 tan lejano, Reid era entonces un firme defensor del derecho del partido en minoría a practicar el filibusterismo legislativo para ralentizar el avance de los proyectos de ley.

Reid decía entonces:

…una de las cosas buenas de esta institución que hemos descubierto en sus 214 años de existencia es que el filibusterismo, que ha existido desde su inicio, desde los días de George Washington…en todos los escritos políticos acerca del filibusterismo, que es una de las cosas de las que hablan como algo positivo. Este obliga a la gente a unirse porque a veces en este órgano se hace uno muy inamovible.

Y de igual modo, el entonces senador Barack Obama se mostraba en 2005 de acuerdo diciendo:

lo que [el pueblo americano] no espera es que un partido, sea este el Republicano o el Demócrata, cambie las reglas en medio del juego de modo que este pueda tomar todas las decisiones mientras que al otro partido se le dice que se siente y se mantenga en silencio…todo el mundo en esta Cámara sabe que si la mayoría elige acabar con el filibusterismo, es decir, si elige cambiar las reglas y poner fin al debate democrático, entonces la confrontación y el rencor y el estancamiento sólo irán a peor.

De forma muy parecida a como hizo con el límite de la deuda, el presidente Obama ya ha planteado sus argumentos en contra de la propia postura actual de su partido. Y menudos argumentos.

Piense en todas las leyes que los demócratas quieren aprobar durante el nuevo ejercicio del Congreso y luego imagínelos sin tener que enfrentarse a la más mínima oposición. Resulta evidente que estamos ante un peligro acuciante para el Senado.

 

La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org. 

 

Posted in Actualidad, Análisis, Campana de Heritage, Congreso, Economía, Elecciones EE.UU. 2012, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Opinión, Senado
 
  • http://www.facebook.com/people/Nancy-Gutierrez/100000730189759 Nancy Gutierrez

    estamos ante el fenomeno del cual se viene hablando, con Obama este pais esta retrocediendo cada dia mas. Si el partido republicano quiere socialismo, que se callen como estan, pero si quieren el bien de la nacion, deben empezar a luchar fuertmente, porque lo que nos espera es otra Cuba etc, no seremos capaces de quitarnos de encima a Obama, esperemos a que decrete que estara un tercer termino, y en el tercer termino se perpetuara en el poder. Yo lo veo como una bomba atomica lo que ha acontecido. Con el populismo ha envuelto a los americanos, que pasa, hay que despertar, el mundo esta podrido con el ejemplo de Cuba a 90 millas, pero segun Obama y todos los presidentes del mundo el castrocomunismo, no representa peligro para EEUU y ha sido el regimen mas corrupto del mundo.