• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

El petróleo sube pero Keystone sigue en el limbo

 

Los americanos comenzaron la semana con una desagradable sorpresa – los precios del crudo han subido 3,80 dólares, o 3,8%, hasta 102,63 dólares por barril en Nueva York hoy día, según Associated Press. Pero a pesar de la subida de los precios del petróleo, el presidente Barack Obama sigue sentado sin hacer lo que hace falta para explorar nuestros recursos nacionales de energía.

AP cuenta lo siguiente sobre los precios del petróleo:

 

Los precios subieron tan pronto como abriern los mercados de petróleo el primer día de 2012. Los precios de las materias primas tienden a aumentar a principios de enero ya que los inversonistas comienzan el nuevo año con una ronda de compraventas. Este año los precios subieron impulsados ​​por las crecientes preocupaciones de que Irán podría tratar de cerrar a los petroleros el Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico si las naciones occidentales imponen nuevas sanciones.

 

¿Qué significa para los americanos la subida de los precios del petróleo? Precios más altos para la gasolina, por supuesto. Y ya tienden a subir con o sin crisis energética provocada por un Irán belicoso. Greg Laskoski de Gasbuddy.com le dijo a Fox 13 en Tampa que en base a las tendencias de los últimos cinco años, los precios en el verano suben típicamente alrededor de 93 centavos más para la primavera y el verano. Teniendo en cuenta el precio actual de gas promedio de 3,28 dólares por galón, eso significa que los estadounidenses podrían ver llegar los precios de la gasolina más allá de los $4 por galón.

Mientras tanto, ¿qué hace el presidente Obama para que los precios de la energía bajen y ayuden a que Estados Unidos sea menos dependiente de Medio Oriente por el petróleo? Desafortunadamente, muy poco.

El presidente aplazó la decisión sobre el oleoducto Keystone XL, que transportaría 700,000 barriles de petróleo por día desde Canadá a refinerías en Texas, ha bloqueado el acceso a los recursos de arenas bituminosas, ha ralentizado e incluso ha detenido la perforación mar adentro en el Golfo de México que suministra 30% de la producción nacional de petróleo. Y la Agencia de Protección Ambiental está imponiendo regulaciones nuevas y costosas en la producción de energía.

Con Irán amenazando cerrar el Estrecho de Ormuz – y con ello una cuarta parte del suministro de energía del mundo – nada como ahora para explorar con seguridad los recursos nacionales de energía dentro de Estados Unidos antes de que los precios energéticos se disparen aún más.

 

La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org.
Posted in Actualidad, Energía y Medio Ambiente, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Opinión, Seguridad Nacional