• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

El significado de Estados Unidos

 

El 4 de julio, día de la Independencia de Estados Unidos, nos presenta no sólo la ocasión para celebrar nuestro gran país, sino también para reflexionar sobre su significado.

La división actual entre progresistas y conservadores no se reducen a las diferencias políticas. Es indicativo de un debate más profundo sobre el significado de Estados Unidos.

Tales debates no son nuevos.

Calvin Coolidge, nuestro trigésimo presidente, a menudo celebraba el cumpleaños de Estados Unidos (que coincidía con el suyo) defendiendo los principios de Estados Unidos contra  rivales dentro del “movimiento progresista”.

El movimiento progresista arrancó su andadura a principios del siglo XX  e incluía académicos, periodistas y hasta políticos. Ellos afirmaban que Estados Unidos había avanzado más allá de los principios de la Declaración de Independencia. No todos los hombres fueron creados iguales; algunos pueblos fueron históricamente más avanzados que otros. Los derechos no provienen de la naturaleza, el gobierno crea derechos. La legislación no requiere el consentimiento del pueblo sino que requiere conocimientos técnicos para regular todos los aspectos de la vida. Estas proposiciones han tenido enormes implicaciones para el gobierno.

Por el contrario respondía Coolidge. Hay un carácter definitivo en la Declaración: “Si todos los hombres son creados iguales, eso es definitivo. Si están dotados con derechos inalienables, eso es definitivo. Si los gobiernos derivan sus justos poderes del consentimiento de los gobernados, eso es definitivo. No hay avance, no hay progreso que se pueda hacer más allá de estas propuestas”.

Recordemos todos esas palabras este 4 de julio.

 

La versión en inglés de este artículo está en heritage.org.
Posted in Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Historia de Estados Unidos, Opinión, Principios Fundacionales