• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • ¿Es América excepcional?

    En una conferencia del G-20 en abril de 2009, al presidente Obama se le preguntó si Estados Unidos tenía un papel único en el mundo. En lugar de explicar lo que hace grande a Estados Unidos (o incluso de adoptar su táctica habitual de pedir disculpas por la grandeza de Estados Unidos), el presidente Obama respondió: “Yo creo en el excepcionalismo americano como, sospecho yo, que los británicos creen en el excepcionalismo británico y los griegos creen  en el excepcionalismo griego…[Sea lo que sea que Estados Unidos tenga] que ofrecer al mundo, eso no disminuye mi interés por reconocer el valor y las cualidades maravillosas de otros países o reconocer que no siempre vamos a estar en lo cierto o que otras personas puedan tener buenas ideas o que para que podamos trabajar en conjunto, todas las partes han de ceder y eso nos incluye a nosotros”. Al parecer, cada nación piensa muy bien de sí misma y Estados Unidos debería superar la idea de que es algo especial.

    En una publicación titulada ¿Por qué es América excepcional?, el Dr. Matthew Spalding muestra una visión diferente de Estados Unidos y su papel en el mundo. Cada nación explica Spalding, adquiere significado y razón de ser a partir de una cierta cualidad unificadora – un carácter étnico, una religión común, una historia compartida. Pero Estados Unidos es diferente: Es una nación dedicada a un conjunto de principios que se declaran evidentes en la Declaración de Independencia y que se garantizan en la Constitución de Estados Unidos.

    Los principios enunciados en la Declaración de Independencia son las normas por las que todos los gobiernos (no sólo del gobierno de Estados Unidos) deberían ser instituidos y juzgados. Estados Unidos es la única nación que se cimienta explícitamente en los principios de la igualdad humana y los derechos naturales, pero estos principios son aplicables a todos los hombres y a todos los tiempos, como dijo Lincoln. ¿Qué significan estas verdades para nuestras relaciones internacionales? “La principal responsabilidad de Estados Unidos es defender la libertad y el bienestar del pueblo americano”, dice Spalding, debido a los principios a los que se dedica Estados Unidos, “ más que ninguna otra nación, Estados Unidos tiene una responsabilidad especial que es defender la causa de la libertad dentro del país y en el extranjero”.

    Explicar cómo aplicar los principios fundamentales de Estados Unidos a la política exterior es una de las tareas de la serie de la Fundación Heritage, Entendiendo qué es América. Esta serie explora lo que significa en el mundo el compromiso de Estados Unidos con los principios de la libertad tal y como se proclamaron en la Declaración de Independencia y se garantizan en la Constitución. ¿Estos principios requieren del aislacionismo para convertirse en la base de la política exterior? Si no es así, ¿cuánto debería intervenir Estados Unidos? ¿Nos obliga la Declaración de Independencia a reconocer como soberana a cada nación? ¿Qué requiere  la defensa común? ¿Existe alguna forma de principio de la defensa nacional? Estos son algunos de los temas que tocamos en la serie.

    La Declaración de Independencia no es simplemente un documento de asuntos internos cuya influencia cesa al salir de nuestras fronteras. Entendiendo qué es América explora qué significan los principios de la Declaración de Independencia en el extranjero. Entonces, tal vez la próxima vez que al presidente se le pida que explique el papel de Estados Unidos en el mundo, él afirme – y defienda – sus excepcionales principios.

     

    La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org.

     

    Posted in Constitucionalismo, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Historia de Estados Unidos, Liderazgo para América, Opinión, Pensamiento Político, Política Exterior, Principios Fundacionales