• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

¿Es el Seguro Social una estafa piramidal?

Aunque algunos artículos de prensa podría hacerle pensar que Bernard Madoff está a cargo del Seguro Social, la realidad es muy diferente.

Aunque el Seguro Social sí tiene parecido a una estafa piramidal ya que ha prometido mucho más en beneficios a jóvenes americanos de lo que posiblemente pueda pagar, estas deficiencias pueden arreglarse de forma  relativamente fácil si los líderes políticos están dispuestos a hacerle frente al desafío. Las estafas piramidales no tienen arreglo ya que son engendros criminales diseñados para engañar a los participantes.

Sin embargo, retóricas aparte, el reciente debate sobre el Seguro Social entre los candidatos presidenciales republicanos es un valioso recordatorio de que el programa se enfrenta a graves problemas y necesita ser arreglado. Desde 2010, el Seguro Social ha estado pagando más en beneficios de lo que recibe de los impuestos a la nómina y de otras fuentes de ingresos. Los actuarios de la Administración del Seguro Social, un organismo independiente, dicen que estos déficit no tendrá fin. Y en menos de 25 años, habrá un 25% de recorte generalizado a menos que arreglen el programa.

Los americanos saben bien de estos hechos. Una nueva encuesta de la CNN muestra que el 55% de los americanos reconocen que “los problemas del Seguro Social son graves y se pueden arreglar solo con cambios importantes en el sistema actual”. Aunque estas cifras de las encuestas han sido las mismos, al menos desde 1998, muestran que a menos que haya verdadero liderazgo político, no pasará nada.

En 2005, el presidente George W. Bush trató de arreglar el Seguro Social, y a finales de los años 1990, el presidente Bill Clinton habló acerca de arreglos al sistema del Seguro Social, pero ambos esfuerzos quedaron en nada.

Sabemos lo que hay que hacer. El Seguro Social se puede arreglar elevando la edad de jubilación para reflejar los aumentos en la longevidad que ya han tenido lugar, cambiando la fórmula de los beneficios a recibir y algunas otras cosas sencillas. Una combinación permitiría que los americanos más jóvenes disfruten del mismo tipo de seguridad en su jubilación que la que sus padres y abuelos recibieron. Una reforma más completa se incluye en la propuesta de la Fundación Heritage “Para Salvar el Sueño Americano: El Plan de Heritage para arreglar la deuda, reducir el gasto y restaurar la prosperidad”, plan que garantizaría que ningún americano se jubilara nunca en la pobreza.

Lo importante del debate de este año respecto al Seguro Social no es si se trata de una estafa piramidal o no. Lo importante es que después de tres años de melodramática retórica presidencial, posibles líderes políticos están hablando abiertamente sobre los problemas del Seguro Social y lo que se requiere para resolverlos. Pero eso es sólo el primer paso. Las palabras deben llevar a los hechos.

 

La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

 

Posted in Derecho a beneficios, Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Opinión, Temas legales