• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • ¿Está llegando a su fin la Era de América?


    Una nefasta predicción fue noticia ayer: Se ha fijado una fecha para el final de la “Era de América” — esto es, el momento en que la economía de China superará a la de Estados Unidos. La noticia viene a partir de un pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) que muestra que la economía de China adelantará a la de América en 2016. Aunque hay razones para cuestionar las conclusiones del FMI, es cierto que si Estados Unidos no pone sus finanzas en orden, la era del liderazgo americano se habrá acabado.

    El columnista Brett Arends escribe en MarketWatch que la evolución de China en una superpotencia económica significará el final del dominio de América en la escena mundial:

    La fecha real en la que China supere a Estados Unidos podría venir antes de lo que predice el FMI o algo después. Si se le revienta una rueda al gigantesco camión chino, tal como un número creciente de analistas teme, eso podría retrasar las cosas durante varios años. Pero el resultado difícilmente se pone en duda.

    Esto es algo más que una noticia de estadísticas. Es el final de la Era de América. Como un especialista europeo en bonos me dijo hace dos semanas:”Estamos siendo testigos del final de la hegemonía económica de América”.

    El Dr. Derek Scissors de la Fundación Heritage señala que la predicción del FMI de que China adelantará a Estados Unidos podría ser un poco prematura, dado que está basada en tendencias mientras que el rendimiento económico es en realidad acerca de los recursos y políticas de una nación. El crecimiento económico de China podría estancarse o el de Estados Unidos acelerarse. Además, como muchas predicciones sobre el crecimiento de la economía china, el FMI utiliza la “paridad del poder adquisitivo” para intentar comparar a Estados Unidos con China – lo que da como resultado conclusiones potencialmente engañosas. Sin embargo, Scissors dice que hay una lección que por encima de todas hay que aprender acerca del pronóstico del FMI:

    La suposición del FMI de que nuestra economía será débil indefinidamente es completamente razonable. China podría hundir su economía, pero nosotros somos los que la estamos hundiendo ya. Gente de lo más razonable puede discrepar profundamente sobre lo que hay qué hacer, pero lo que está acabando con el liderazgo de Estados Unidos es obvio para el FMI y para cualquiera que observe el panorama mundial: nuestro déficit presupuestario.

    La imagen de la economía de Estados Unidos es tétrica, con una deuda que no deja de aumentar y un gasto en derechos a beneficios fuera de control. Hay, sin embargo, un rayo de esperanza para América. Scissors señala que China tiene considerables debilidades económicas como bajos niveles de ingresos, agotamiento de recursos y alto desempleo, mientras Estados Unidos tiene fuerzas equiparables en esas áreas y está preparado para seguir siendo un líder global:

    Si hacemos lo que tenemos que hacer, estaremos por delante de China en lo que importa más: en riqueza, en empleo, en tecnología, y así con todo. Estados Unidos es más rico, tiene trabajadores mucho más productivos y tiene muchísimos más recursos naturales que China. La única forma en que podemos dejar de ser el líder económico global es que nosotros mismos metamos la pata.

    Y es por eso por lo que los siguientes meses son de importancia vital. Ahora que el Congreso empieza el debate sobre si elevar el límite de la deuda y de cómo limitar el gasto, sus miembros deberán darse cuenta de que sus acciones tienen serias implicaciones para América en la escena mundial.

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

     

    Posted in Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo para América, Opinión, Política Exterior