• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Estados Unidos a la ONU: Saquen sus manos de Internet

     

    Regular Internet es un sueño que comparten los gobiernos autocráticos y las organizaciones internacionales. Durante estas dos semanas, el control de Internet será el tema candente en la Conferencia Mundial sobre Telecomunicaciones Internacionales.

    La Conferencia comenzó en Dubái el día 3 de diciembre y está organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), una organización perteneciente a la ONU. Desde el principio, la conferencia ha estado experimentando una gran tensión entre los que respaldan la libertad en Internet y aquellos que creen que la UIT debería ser el organismo global para el control de Internet.

    El evento, que reúne a 193 países, marca “la primera ocasión en la que [la UIT] ha supervisado una gran revisión de las regulaciones de las telecomunicaciones desde 1988”. La conferencia, de 12 días de duración, así como sus 1,500 delegados (incluidos los representantes de gobiernos nacionales, expertos del sector y defensores de la sociedad civil) se encuentran prácticamente divididos en dos grupos.

    Un grupo está compuesto por los que quieren ver limitados los poderes a nivel global de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN), con sede en California y cuya función principal es la de emitir nombres de dominios. Se espera que los países que tienen esta opinión defiendan que la UIT tome el control global de Internet.

    El otro grupo (que incluye a Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y a empresas como Google) se opone a la nueva propuesta de regulación sobre Internet de la UIT, indicando que amenazaría de manera inevitable la existencia de un Internet abierto y conectado a nivel global. Terry Kramer, jefe de la delegación de Estados Unidos en esta conferencia, ha comentado que las propuestas acerca de que la UIT debería entrar en la cuestión del control de Internet “violan de manera fundamental todas nuestras creencias en términos de democracia y oportunidad para las personas y nos vamos a oponer firmemente a cualquier propuesta de esa naturaleza”.

    Estados Unidos y la Unión Europea se oponen a propuestas tales como la remitida por Rusia, que argumenta que los estados miembros deberían tener “los mismos derechos para administrar Internet”, lo que supondría un paso devastador hacia una mayor censura en caso de ser aceptada. Internet se ha convertido en una poderosa herramienta para la expresión individual dentro de las sociedades abiertas e incluso en las cerradas. Por lo tanto, tal avance debería estar protegido.

     

    La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org. 
    Posted in Actualidad, Análisis, Ciberseguridad, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo Americano, ONU, Opinión, Política Exterior, Tecnología