• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Estados Unidos: Firme junto a Israel

    Cuando el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu visite al presidente Barack Obama en la Casa Blanca hoy para tres horas de reuniones, probablemente le pregunte al presidente una cuestión muy importante: ¿respalda Ud. los largamente mantenidos compromisos de Estados Unidos con el futuro de Israel como un estado judío?

    Es acertado que pregunte eso. En un discurso ayer sobre la política exterior de Estados Unidos respecto a Oriente Medio tras las revueltas de la “Primavera Árabe”, el presidente Obama abordó el asunto del conflicto palestino-israelí.

    Sorprendentemente afirmó que, como parte de la búsqueda de la paz entre Israel y Palestina, que las dos partes deberían regresar a las fronteras de 1967. James Phillips, experto de la Fundación Heritage, explica que la propuesta del presidente es una “lectura equivocada del pasado” y una “infravaloración de la amenaza terrorista” a la que Israel se enfrenta:

    La retirada de Israel en 2005 a su frontera de 1967 con Gaza no se tradujo en paz sino en más terrorismo después de que Hamás ejecutara un sangriento golpe en 2007 y transformara Gaza en una base para lanzar cohetes contra civiles israelíes. Israel no se puede permitir volver a las fronteras de 1967 con la Margen Occidental hasta que no haya completas garantías de que cualquier terrotorio que se entregue no se transformará en una base para futuros ataques terroristas. Esto es imposible mientras Hamás, con el objetivo de la destrucción de Israel, siga siendo una poderosa fuerza.

    Comprensiblemente, el pronunciamiento de ayer del presidente Obama produjo una cortante respuesta de Netanyahu, quien dijo: “La viabilidad de un estado palestino no puede venir a expensas de la existencia de Israel”. Más aún, la oficina del primer ministro pidió una “reafirmación por el presidente Obama de los compromisos que Estados Unidos contrajo con Israel en 2004, abrumadoramente apoyados por ambas cámaras del Congreso”. Estas aseveraciones hacen referencia a una carta del presidente George W. Bush al entonces primer ministro Ariel Sharon, la cual decía que bajo las circunstancias, volver a las fronteras de 1967 no sería posible “a la luz de las nuevas realidades sobre el terreno” — específicamente, los ya existentes grandes centros israelíes de población en la Margen Occidental.

    El líder de la mayoría republicana en la Cámara, Eric Cantor (R-VA) también condenó la posición del presidente Obama, diciendo que: “Esta posición mina nuestra relación especial con Israel y debilita la capacidad de nuestro aliado de defenderse”. Y dado el historial de Palestina, Israel tiene causa legítima para la preocupación sobre su seguridad y defensa. Los expertos de política exterior de la Fundación Heritage ya explicaban en su trabajo “Después de bin Laden: Cinco puntos de primer orden para el programa del discurso de Obama sobre Oriente Medio”:

    Difícilmente se puede ver a los palestinos como los mejores socios para la paz — se han asociado con Hamás, un grupo terrorista que niega el derecho de la nación israelí a existir y que llora la muerte de Osama bin Laden.

    El compromiso del presidente Obama con la paz en Oriente Medio es admirable, pero desafortunadamente su discurso de ayer pone de manifiesto la falta de entendimiento de las realidades que Israel confronta. Hay un largo historial de acuerdos fracasados con los palestinos y hay constantes preguntas acerca de la seguridad en las fronteras de Israel así como si hay voluntad palestina para promulgar políticas concretas que combatan el terrorismo.

    Este no es el momento de darle la espalda a la democracia más fuerte de la región. En vez de eso, Estados Unidos debería reafirmar su intención de fortalecer su alianza con Israel — un socio en la libertad y que comparte causa común con Estados Unidos.

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

     

    Posted in Conflictos Internacionales, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo Americano, Opinión, Pensamiento Político, Política Exterior, Seguridad, Terrorismo