• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Foro Económico Mundial: Oportunidad para promover la libertad económica

    Los jefes de las economías del mundo se están reuniendo esta semana en la pequeña ciudad turística de Davos, Suiza, para la sesión anual del Foro Económico Mundial (WEF). Entre estos “Hombres de Davos” se incluyen los más importantes líderes empresariales, gobernadores de bancos centrales y políticos.

    Dejando a un lado todos esos saludos tan “entusiastas”, los participantes en el WEF debatirán algunos de los temas más graves a los que se está enfrentando en estos momentos la economía mundial. Europa sigue enredada en su crisis de deuda, Estados Unidos sufre por una inclusión increíblemente baja en el mercado laboral y el Banco de Japón anunció recientemente una política monetaria indefinida con el fin de mitigar la deflación y ayudar a su economía a salir del estancamiento.

    En representación de Estados Unidos se ha desplazado una delegación del Congreso encabezada por el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes Eric Cantor (R-VA). Sus miembros tendrán la oportunidad de acudir a diversos foros, entre los que se incluyen “El auge de las políticas monetarias no convencionales”, “Cómo dar forma al futuro de Siria” y “Desempleado o ‘inempleable’”.

    Sin embargo, lo que no está en la agenda es la libertad económica, lo cual refleja un grave problema. Según el Índice 2013 de Libertad Económica de la Fundación Heritage, el promedio de libertad económica mundial continúa estancado por quinto año consecutivo. La percepción de la corrupción y de la deuda sin control en las economías desarrolladas continúa reprimiendo las capacidades empresariales de miles de millones de personas y ponen en riesgo la recuperación económica.

    Si la delegación de Estados Unidos así como otros líderes mundiales tuvieran que seguir algún modelo, este debería ser el de los asistentes en representación de los mercados emergentes. De los ocho países que se han sumado a la categoría de “Mayormente libres”, siete pertenecen a mercados emergentes. Además:

    Cinco economías emergentes  [Colombia, Indonesia, Jordania, Polonia y los Emiratos Árabes Unidos] han registrado incrementos notables en su libertad económica durante los últimos cinco años, manteniendo elevados índices de crecimiento económico a pesar del difícil entorno económico internacional.

    Los líderes políticos de estas economías emergentes están comprendiendo finalmente los beneficios de la libertad económica, entre los que se incluyen un medio ambiente más limpio, una educación y una sanidad mejores y más prosperidad. Si Estados Unidos y otros países desarrollados quieren retornar a la senda del crecimiento y la prosperidad, deben volver a adoptar las ventajas que ofrece la libertad económica.

    Durante mucho tiempo, los países industrializados sermonearon a sus homólogos en desarrollo sobre la necesidad de adoptar la libertad económica y de mercado. Así que quizás el WEF sea una oportunidad para que el profesor reciba una lección de parte del alumno.

     

    La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org. 

     

    Posted in Actualidad, Análisis, Asuntos internacionales, Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Iniciativa y Libre Mercado, Libertad económica, Libre comercio, Opinión