• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • El Índice 2014 de Libertad Económica

     

    Puntos destacados del Indice 2014 de Libertad Economica

     

    Descargar en PDF

    Logos

     

    Fomentando la libertad

    El camino hacia mayor desarrollo y progreso

     

     

    Indice 2014 - Destacados 1

    Indice 2014 - Destacados 2La 20ª edición del Índice de Libertad Económica muestra que la libertad económica está una vez más en auge, alcanzado su máximo puntaje en los 20 años de historia del Índice. Detrás de este récord hay historias de progreso humano y logro de países y sus ciudadanos, literalmente miles de millones de personas en todo el mundo cuyas vidas han mejorado de manera mensurable. Como previas ediciones del Índice han documentado, es evidente y sólido el vínculo entre libertad económica y desarrollo a largo plazo. Los resultados del Índice, cuando se comparan con los datos que miden la situación económica y social de países en el mundo entero, ofrecen una firme evidencia del éxito del sistema de libre mercado en cuanto al fomento de la prosperidad y el desarrollo humano.

    Grafico 1 - Indice 2014

    El Índice ha mostrado que la variable más importante para el sostenimiento de la riqueza de las naciones, así como el medio más efectivo para eliminar la pobreza, es la libertad económica. En el caso de los países que obtienen unos puntajes que reflejan incluso niveles moderados de libertad económica (60 o más), la relación entre libertad económica y PIB per cápita es extremadamente significativa.

     Estos mayores niveles de libertad económica han tenido un impacto enormemente positivo en los niveles de pobreza durante la última década. La intensidad de la pobreza, tal y como se mide en el Índice de Pobreza Multidimensional del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que calcula la naturaleza e intensidad de las carencias a nivel individual en educación, servicios médicos y nivel de vida, tiene un promedio muy inferior en países con altos niveles de libertad económica. La intensidad de la pobreza en países cuyas economías se consideran mayormente libres o moderadamente libres es solamente de alrededor de una cuarta parte del nivel que tiene en países calificados como menos libres.

    En muchísimos aspectos, los últimos 20 años durante los cuales el Índice ha estado reflejando el avance de la libertad económica han sido los más prósperos de la historia de la humanidad. Hay más personas viviendo en mejores condiciones que nunca.

    Grafico 2 - Indice 2014

    El sistema de libre mercado, que tiene sus raíces en la libertad económica, ha impulsado un crecimiento económico sin precedentes en todo el mundo. Durante las últimas dos décadas, en las que la economía global ha avanzado hacia una mayor libertad económica, alcanzando un promedio general de “moderadamente libre”, la economía mundial ha logrado una verdadera expansión de su PIB de alrededor del 70%, sacando a millones de personas de la pobreza.

    Gracias a este auge de la libertad económica global, el mundo ha registrado un significativo crecimiento económico y el índice de pobreza mundial se ha reducido a la mitad. Al abrirles las puertas de la prosperidad a cada vez más personas en el planeta, la libertad económica ha hecho del mundo un lugar inmensamente mejor.

    LA IMPORTANCIA DE UNA CRECIENTE LIBERTAD ECONÓMICA

    Cualquier debate en torno a la defensa de la libertad económica es básicamente una cuestión de empoderamiento personal. Fortalecer y fomentar la libertad aumenta las posibilidades de cada individuo de alcanzar sus objetivos así como de poseer y disfrutar del valor de lo que cada persona ha creado. Las personas ansían librarse de la pobreza y anhelan la dignidad del libre albedrío. Al reducir los obstáculos para acceder a estos conceptos básicos, la fuerza de la libertad económica crea un entorno laboral en el que las personas pueden hacer realidad sus sueños de éxito.

    En este aspecto, uno de los objetivos más importantes de la política económica en casi todos los países del mundo es incrementar el índice de crecimiento económico. Los datos a nivel global respaldan de manera firme la idea de que el aumento de la libertad económica es un factor importante respecto a este índice de crecimiento. Los principales impulsores de este crecimiento económico y de la reducción de la pobreza son los altos niveles de flexibilidad y resistencia que surgen con la libertad económica.

    El crecimiento económico dinámico y duradero tiene lugar cuando los gobiernos ponen marcha normativas que incrementan la libertad económica y facultan a las personas para que tengan mayores posibilidades y más oportunidades. Existe una sólida relación entre la mejora de la libertad económica y lograr un mayor crecimiento económico per cápita. Ya sea a largo plazo (20 años), a medio plazo (10 años) o a corto plazo (5 años), la relación entre los cambios en la libertad económica y los cambios en el crecimiento económico muestra de forma sistemática un carácter positivo (Ver Gráfico 3).

    Grafico 3 - Indice 2014

    Es innegable que los países que avanzan hacia una mayor libertad económica tienden a alcanzar unos mayores índices de crecimiento del PIB per cápita a lo largo del tiempo. En cada uno de los tres periodos específicos examinados en estos 20 años de datos del Índice, el promedio anual de los índices de crecimiento económico per cápita en los países que más han crecido en libertad económica es al menos un 50% mayor que en aquellos países donde la libertad se ha estancado o se ha visto mermada. Y lo que es aun más positivo, fomentar la libertad económica produce un crecimiento dinámico e inclusivo para la gente corriente de una sociedad. La libertad económica, cultivada mediante el Estado de Derecho, el gobierno limitado, la eficacia reguladora y la apertura de los mercados, ha demostrado ser crucial para generar un crecimiento económico más amplio que cree oportunidades en todos los sectores de la sociedad.

    El debate sobre la compleja interacción entre libertad económica y democracia o libertad política se ha visto renovado e intensificado durante los tres últimos años, especialmente en la región de Medio Oriente y África del Norte, donde se ha vivido un periodo lleno de retos, aunque la relación positiva entre ambos es innegable (Ver Gráfico 4).

    Grafico 4 - Indice 2014

    Al facultar a las personas para que ejerzan un mayor control sobre su vida diaria, la libertad económica básicamente estimula la reforma política al tiempo que hace posible que las personas obtengan los recursos económicos necesarios para plantarle cara a intereses establecidos o para competir por el poder político, estimulando de este modo la creación de sociedades más plurales.

    La búsqueda de una mayor libertad económica se convierte así en un trampolín hacia la democracia. Empodera a los pobres y forja una clase media. Se trata de una filosofía que alienta el espíritu emprendedor y dispersa el poder económico y la toma de decisiones a todos los niveles de la economía.

    De manera igualmente notable en todos los países del mundo, la libertad económica ha demostrado que incrementa la capacidad de los países para innovar así como para mejorar su desempeño medioambiental en términos generales.

    El vínculo positivo entre libertad económica y mayores niveles de innovación avala mayor dinamismo económico a la hora de afrontar los diversos retos del desarrollo, además de que las mejoras más destacables en el uso de energías limpias y en eficiencia energética durante las últimas décadas han tenido lugar, no como resultado de regulaciones públicas, sino más bien gracias a los avances en libertad económica y a un comercio más libre, que han desencadenado mayores oportunidades económicas y han generado un ciclo virtuoso de inversión, innovación (incluso en tecnologías más ecológicas) y dinámico crecimiento económico.

     

    EL ÍNDICE MÁS ALLÁ DE LOS 20

    Incrementar y mantener la libertad económica se ha comprobado que es el modo de generar ciclos positivos de crecimiento económico y prosperidad duradera. Las economías que han fomentado libertad económica han logrado niveles de crecimiento general más elevados que los logrados por países en los que las libertades económicas se han visto restringidas por la pesada mano del Estado. Ningún otro sistema que se haya probado se le ha acercado en el aspecto de proporcionar prosperidad de amplio espectro. Los países que no se han unido a la marcha de la libertad han hecho que sus ciudadanos se queden rezagados e incluso, en los peores casos, anclados en la pobreza o la indigencia.

    Tales fracasos son inexcusables. Y lo más importante, son evitables. Es demasiado pronto para saber cómo evolucionarán los años venideros a medida que el Índice de Libertad Económica entre en su tercera década de existencia. No obstante, es esperanzador saber que la libertad económica está avanzando de nuevo a la vez que podemos predecir sin temor a equivocarnos que los países que encuentren la voluntad y sabiduría políticas para promover su libertad económica verán como sus ciudadanos prosperan en los próximos años.

    Indice 2014 - Clasificación

     

    Puntos destacados del Índice 2014

     

    El Índice 2014 de Libertad Económica abarca 186 países divididos en seis regiones. El promedio del puntaje global de libertad económica ha alcanzado 60.3, el más alto jamás registrado en los 20 años de historia del Índice. La libertad económica mundial ha mejorado en 0.7 puntos desde el año pasado y 2.7 puntos desde 1995. Gran parte del impulso hacia una mayor libertad económica, que se había perdido durante los últimos cinco años, ha vuelto a aparecer. De las 178 economías clasificadas numéricamente en el Índice 2014, seis han obtenido la designación de “libres”, con puntajes superiores a 80. Los 28 países siguientes, con puntajes entre 70 y 80, están considerados como “mayormente libres”. Estas 34 economías mantienen y proporcionan un entorno institucional en el que personas y empresas privadas disfrutan de un grado sustancial de libertad económica en su búsqueda de más oportunidades y mayor prosperidad.

    Grafico 5 - Indice 2014

    La mayor parte de los países evaluados (117 economías) tienen puntajes de libertad económica que van de 50 a 70. De éstas, 56 economías están consideradas como “moderadamente libres” (puntajes entre 60 y 70) y 61 como “mayormente controladas” (puntajes entre 50 y 60). Veintisiete países tienen economías “reprimidas”, con puntajes inferiores a 50.

    A pesar del progreso global durante las últimas dos décadas y que tuvo lugar de forma más espectacular en los 10 años que van de 1998 a 2007, el número de personas que vive en países económicamente “reprimidos” sigue siendo muy elevado: 4,500 millones, o lo que es lo mismo, el 65% de la población mundial. Ciertamente, el camino hacia la prosperidad es muy difícil para estas personas. Más de la mitad de ellas vive en dos países, la China y la India, donde el fomento hacia una mayor libertad económica ha sido desigual en el mejor de los casos.

     

    CAMINOS DIVERGENTES HACIA LA LIBERTAD ECONÓMICA

    El avance de la libertad económica global hasta su nivel más alto en el Índice 2014 es una noticia especialmente agradable, puesto que este notable incremento ha estado impulsado por las economías emergentes y en desarrollo de todo el mundo.

    · 114 países, la mayoría de los cuales están menos desarrollados, contribuyeron al aumento de la libertad económica durante el año pasado; 43 países, incluidos Singapur, Suecia, Colombia, Polonia, Cabo Verde y Turquía, lograron en el Índice 2014 su mayor puntaje de libertad económica hasta la fecha.

    · La mejora del puntaje de 17 países, 16 de los cuales están menos desarrollados, fue lo suficientemente significativa como para implicar una mejora del estatus de libertad económica de dichos países en el Índice. De forma destacada, Colombia se convirtió por primera vez en una economía “mayormente libre”. Siete países en desarrollo, incluidos Filipinas y Zambia, han avanzado al nivel de “moderadamente libres”, mientras que ocho países han dejado atrás el estatus de economías “reprimidas”.

    · Se advirtió un retroceso de la libertad económica en 59 países, incluidos nueve economías avanzadas, tales como Estados Unidos, Francia, España y Chipre. Por otro lado, cuatro países no registraron cambios de puntaje.

    · El progreso entre las denominadas naciones BRIC se ha estancado. Brasil se hundió 14 puestos en la clasificación, hasta el 114º, teniendo ahora una calificación en el Índice de “mayormente controlada”. La clasificación de los otros países BRIC (Rusia, India y China) bajó ligeramente hasta los puestos 140º, 120º y 137º, respectivamente.

    · Liberia y Sierra Leona, dos países en posconflicto, han subido en su puntaje y sus economías ya no están consideradas como “reprimidas”. Es de destacar que seis de los 11 países que registraron mejoras en la clasificación de 10 posiciones o más son de la región del África subsahariana.

    · Cuatro economías emergentes han logrado notables mejoras en sus puntajes durante los últimos cinco años: Colombia, Polonia, Emiratos Árabes Unidos e Indonesia. Con un aumento acumulado de más de cinco puntos en sus promedios  durante estos cinco años, todos estos países han registrado cinco años de crecimiento sostenido de su libertad económica, capeando con éxito la incertidumbre económica global y transformando lo que podría haber sido un contratiempo en una oportunidad para modernizar sus sistemas económicos.

    · De forma completamente opuesta, Estados Unidos ha seguido el camino contrario como el único país que ha registrado una pérdida de libertad económica durante siete años seguidos, desde 2008 hasta 2014. Su puntaje se desplomó con fuerza hasta 75.5, el segundo puntaje más bajo que jamás haya registrado este país en los 20 años de historia del Índice. Estados Unidos ha caído al 12º puesto, igualando su clasificación más baja desde el nacimiento del Índice hace dos décadas. Considerado ahora simplemente como una economía “mayormente libre”, Estados Unidos se ha ganado la dudosa distinción de haber registrado uno de los declives más prolongados en cuanto a libertad económica de cualquier país en la historia del Índice, sólo por detrás de la Argentina.

     

    Diez libertades economicasCambios en los puntajes

    Estado de Derecho

    Los puntajes evaluando los derechos de propiedad en doce países han descendido y algunos gobiernos han tratado de justificar las expropiaciones y nacionalizaciones basándose en la tempestad económica global. El promedio del puntaje global de libertad frente a la corrupción continúa a la zaga del resto de componentes de la libertad económica. Las poblaciones de algunos países han respondido a las represivas normativas económicas de sus gobiernos con manifestaciones que en ocasiones se han tornado violentas.

    Tamaño del gobierno

    El promedio del tipo impositivo máximo a los ingresos personales de todos los países es del 28%, mientras que el promedio del tipo impositivo máximo sobre sociedades es del 24.1%. El promedio de la carga tributaria general como porcentaje del PIB es del 22.3%. El nivel promedio de gasto público como porcentaje del PIB es del 34.2%. Y el nivel promedio de la deuda pública bruta como porcentaje del PIB en las economías avanzadas ha superado el 70%.

    Eficacia reguladora

    Muchas economías han continuado racionalizando y modernizando sus modelos empresariales. A nivel global, para abrir una empresa hacen falta siete procedimientos y 25 días, mientras que para completar los requisitos de obtención de una licencia hacen falta 175 días. En el conjunto mundial, ha habido progresos en la reforma del mercado laboral. Además, el Índice 2014 registró una continua mejora de la libertad monetaria como resultado de la reducción de las presiones inflacionarias.

    Apertura de los mercados

    La libertad comercial a nivel global se ha estancado en punto muerto. Aunque el progreso fue desigual, la libertad de inversión avanzó en el Índice 2014. En general, el puntaje promedio de la libertad financiera se mantuvo básicamente sin cambios desde el año pasado. Y a pesar de algunos progresos hacia la estabilidad, el sistema financiero global ha estado sometido a continua tensión e incertidumbre en gran parte debidas a la constante agitación en torno a la deuda soberana europea.

     

    COMPOSICIÓN DEL GRUPO DE LAS 10 ECONOMÍAS MÁS LIBRES DEL MUNDO

    Las 10 economías más libres conforman un grupo de países con elevado desempeño económico que ha demostrado un persistente compromiso con el Estado de Derecho, el gobierno limitado, la eficacia reguladora y la apertura de los mercados, tanto en los buenos como en los malos tiempos. El Índice 2014 ha registrado logros destacables y un cierto reposicionamiento dentro de este selecto grupo.

    La competencia por el primer puesto en las clasificaciones del Índice se ha intensificado. Hong Kong mantuvo su estatus como economía más libre del mundo, una distinción muy destacable que ha logrado de manera consecutiva durante 20 años. Singapur, la segunda economía más libre, ha reducido la distancia con Hong Kong a sólo 0.7 puntos, la segunda diferencia más estrecha en la historia del Índice.

    Australia, Suiza, Nueva Zelanda y Canadá acompañaron a Hong Kong y Singapur como las únicas economías con la consideración de “libres”, con unos puntajes de libertad económica por encima de 80 en la escala de 0 a 100 del Índice.

    Chile (7º) y Mauricio (8º), dos economías pequeñas pero con espíritu reformista, son los países en desarrollo con los puestos más altos en el Índice.

    Además de Suiza, otros dos países europeos se encuentran entre los 10 primeros. Irlanda registró una pequeña mejora en su puntaje, poniendo fin a media década de declive de su libertad económica y volviendo a los 10 primeros puestos tras un año de ausencia. Dinamarca se ganó la designación de ser la 10ª economía más libre del mundo.

     

    DETERIORO DEL ESTADO DE DERECHO

    Al medir la libertad económica, el Índice analiza el compromiso de los países con el Estado de Derecho, los principios del gobierno limitado, la eficacia reguladora y la apertura de los mercados. Al juzgarla según estos criterios, la economía global en su conjunto ha alcanzado el nivel de “moderadamente libre”. Los puntajes mejoraron en 8 de las 10 libertades económicas, como se resume en la página siguiente en Las 10 libertades económicas: Una mirada global. La libertad de inversión ha ganado unos impresionantes 3.3 puntos de promedio, mientras que los puntajes de libertad laboral y gasto público tuvieron un promedio superior de un punto o más. Los puntajes promedio descendieron en el aspecto del Estado de Derecho, perdiendo además los derechos de propiedad y la libertad frente a la corrupción 0.3 puntos cada uno.

     

    RESULTADOS REGIONALES

    Cada una de las seis regiones del Índice continúa estando representada por al menos un país clasificado entre las 20 economías más libres del Índice 2014. La mitad de las economías que encabezan la clasificación son de Europa, lideradas por Suiza e Irlanda. Cinco de las 20 economías con un mejor desempeño están en la región Asia-Pacífico, con Taiwán avanzando aún más entre las economías calificadas como “mayormente libres”. Canadá y Estados Unidos representan a América del Norte entre los 20 primeros puestos. Las otras regiones están representadas cada una por un país entre las 20 economías más libres: Chile (América del Sur y Central/Caribe), Mauricio (África subsahariana) y Baréin (Medio Oriente y África del Norte).

    Aunque estos países difieren enormemente en su historia, sistemas políticos y perfiles económicos, comparten no obstante algunas características clave. Estas economías con un desempeño tan elevado en el Índice no son necesariamente representativas de países extensos o bendecidos con la riqueza de los recursos naturales. Muchas economías han conseguido ampliar las oportunidades de sus ciudadanos al mejorar su vitalidad y dinamismo económicos con altos niveles de libertad económica.

    Aunque el puntaje promedio global del Índice 2014 ha aumentado notablemente, este progreso no ha sido uniforme en todas las regiones. De promedio, la libertad económica no hizo ningún progreso en América del Norte y en realidad disminuyó en la región de Medio Oriente/África del Norte. En las otras cuatro regiones, la libertad económica sí mejoró. La región Asia-Pacífico logró el mayor aumento de puntaje y sus países ganaron un promedio de algo más de un punto. El África subsahariana obtuvo la segunda mayor subida del promedio de libertad económica: 0.9 puntos. Europa y la región de América del Sur y Central/Caribe registraron también mejoras en el promedio de sus puntajes de 0.5 y 0.3 puntos, respectivamente.

    Los niveles promedio de libertad económica varían notablemente entre regiones. América del Norte y Europa continúan registrando los mayores puntajes promedio de libertad económica entre las seis regiones: 74.1 y 67.1, respectivamente. Medio Oriente y África del Norte consiguieron en conjunto un puntaje promedio de libertad económica superior a 60. Los puntajes promedio de libertad económica de las regiones de América del Sur y Central/Caribe, Asia-Pacífico y África subsahariana continúan estando por debajo de 60.

    Un mensaje de Jim DeMint,

    presidente de la Fundación Heritage

    Los 20 años de datos que ahora respaldan los análisis del Índice de Libertad Económica han demostrado ser una herramienta de valor incalculable para responsables políticos, investigadores y académicos. No obstante, pienso que puede que sea incluso más importante para aquellos que continúan la lucha promoviendo la libertad, especialmente la libertad económica, en todo el mundo. La gente no luchará por la libertad a menos que la comprenda, la valore y crea que está en peligro. Para los defensores de la libertad, el Índice proporciona una medida objetiva del progreso de su país, o la falta del mismo, en el fomento de un entorno que libere el genio y la energía de las personas y que, mediante la “mano invisible” del libre mercado, promuevan el bienestar de todos a través de la búsqueda sus propios objetivos personales.

    Para los americanos como yo, que se han beneficiado del legado de una sociedad llamada con justicia la “tierra de los libres”, el Índice 2014 presenta una imagen perturbadora. El progreso del mundo en general en el fomento de la libertad económica es una fuente tanto de satisfacción como de orgullo, dada la trayectoria histórica de Estados Unidos en la promoción y defensa de la libertad. Y sin embargo, el reciente registro de Estados Unidos en el Índice, con siete años consecutivos de libertad económica en declive, es un serio motivo de alarma. Las familias, las empresas y las organizaciones comunitarias de todo Estados Unidos, a las que el filósofo del siglo XVIII Edmund Burke denominó los “pequeños pelotones” de la sociedad, están siendo aplastados por los ataques del gobierno contra nuestra libertad económica. Como resultado de ello, tenemos menos caminos para acceder al éxito individual y colectivo.

    Como suele decir Ed Feulner, mi predecesor en la presidencia de la Fundación Heritage, “No hay victorias permanentes”. De hecho, la lucha por la libertad es una lucha que cada generación debe retomar. Ahora que el Índice de Libertad Económica cumple su vigésimo aniversario, es el momento de que una nueva generación de americanos y gente amante de la libertad en el mundo entero se unan a la lucha por la libertad económica.

    Clasificacion en el Indice 2014

     

     

    Descargar en PDF

    Logos

     

    El Índice 2013 de Libertad Económica fue editado por el embajador Terry Miller, director del Centro de Comercio Internacional y Economía de la Fundación Heritage; el Dr. Kim Holmes, miembro distinguido de la Fundación Heritage; y el Dr. Edwin J. Feulner, presidente de la Fundación Heritage. La versión en formato libro (494 páginas, cada ejemplar cuesta $24.95) se puede pedir en www.heritage.org/index o llamando al 800-975-8625. La versión completa en inglés del Índice está disponible gratuitamente en Internet e incluye cuadros y gráficos interactivos. En español, visite www.libertad.org/indice.

     

    Sobre el Wall Street Journal

    El Wall Street Journal es la publicación financiera líder en el mundo, con más de dos millones de suscriptores, y es el periódico más grande de Estados Unidos en circulación total pagada de ejemplares. La franquicia del Wall Street Journal, con un público lector de medios impresos de 3,5 millones en todo el mundo, abarca The Wall Street Journal Asia y The Wall Street Journal Europe. The Wall Street Journal Online en wsj.com, es el proveedor más importante de noticias y análisis comerciales y financieros de Internet, con más de un millón de suscriptores digitales y 34 millones de visitantes mensuales de todo el mundo. WSJ.com es el medio estrella de la red digital del Wall Street Journal en la que también están MarketWatch.com, Barrons.com, AllThingsD.com y SmartMoney.com. El Wall Street Journal ha obtenido 34 premios Pulitzer por su sobresaliente estilo periodístico y, en 2012, obtuvo el primer puesto en BtoB’s Media Power 50 por 13º año consecutivo

    Sobre la Fundación Heritage

    La Fundación Heritage en el centro de investigación política más respaldado de la nación con más de 710,000 donantes: Personas, fundaciones y empresas. Fundada en el año 1973, Heritage formula política pública de corte conservador, fundamentada en los principios de libre empresa, gobierno limitado, libertad individual, valores americanos tradicionales y una sólida defensa nacional.

    Otras versiones: