• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • La amenaza del Armagedón Fiscal se acrecienta

     

    Un aterrador espectro se avecina este Halloween (o Noche de Brujas). Y ninguna ristra de ajos, ninguna cruz ni ningún exorcista nos puede ayudar, sólo el Congreso y el presidente pueden ahuyentar a este espíritu maligno.

    Se trata del “Armagedón Fiscal”.

    Con la horripilante suma de la expiración de las normativas fiscales en favor del crecimiento de 2001 y 2003, el fin de las, en su momento temporales, rebajas fiscales sobre la nómina y la aparición de algunas de las 18 nuevas subidas de impuestos de Obamacare, el “Armagedón Fiscal” será la mayor subida de impuestos que JAMÁS hayan sufrido los americanos. Son cerca de $500,000 millones en un solo año, a contar a partir del 1 de enero próximo. Es decir, que faltan sólo dos meses para que llegue.

    La cifra de $500,000 millones es bastante amplia y abstracta, de modo que la Fundación Heritage ha desglosado las subidas de impuestos previstas por persona solamente para 2013:

    · Las familias con un promedio de ingresos de $70,662: una subida de impuestos de $4,138

    · Los miembros de la generación de la posguerra con un promedio de ingresos de $95,099: una subida de impuestos de $4,223

    · Los trabajadores con bajos ingresos con un promedio de ingresos de $24,757: una subida de impuestos de $1,207

    · Los miembros de la generación Y con un promedio de ingresos de $23,917: una subida de impuestos de $1,099

    · Los jubilados con un promedio de ingresos de $42,553: una subida de impuestos de $857

    Y por si esto no fuera suficientemente aterrador, la Oficina de Presupuesto de Congreso (CBO), organismo de carácter independiente, ha previsto otra recesión para el año que viene. Lo último que el país necesita es otra recesión, tras años de elevado desempleo y tantos meses de una recuperación lenta y apenas perceptible.

    Estas subidas de impuestos perjudicarán muy duramente a las pequeñas empresas, pero no a cualquier tipo de pequeña empresa, sino a las que crean los empleos. Como explican los analistas de la Fundación Heritage Curtis Dubay y Romina Boccia:

    Las empresas que pagarían los mayores tipos impositivos propuestos por el presidente Obama son las que obtienen la mayoría de los ingresos dentro del conjunto de empresas de este tipo que emplean trabajadores. Según el Departamento del Tesoro del propio presidente Obama, estos creadores de empleo obtienen el 91% de los ingresos de las empresas “fiscalmente transparentes” que tienen empleados. Estas son las pequeñas empresas más grandes y más exitosas, pues emplean a más de la mitad de los trabajadores del sector privado, según un estudio de Ernst&Young. Subirles los impuestos destruiría más de 700,000 puestos de trabajo.

    Pero hay un modo de abordar el Armagedón Fiscal: Revocarlo.

    ¿Por qué no ha actuado el Congreso para impedir esto? Muy sencillo: La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que impediría la mayor parte del “Armagedón Fiscal”, pero el Senado no ha acabado el trabajo.

    Y ahora parece que este trabajo recaerá en el próximo Congreso. Cuando el nuevo Congreso se haga cargo de sus responsabilidades el 3 de enero de 2013, después de hacer el recuento de votos de las elecciones presidenciales, el primer punto de su agenda debería ser revocar el Armagedón Fiscal. Los líderes políticos del Congreso y el candidato presidencial que venza en las elecciones deberían dejar claro, inmediatamente después de las elecciones, que revocar el Armagedón Fiscal será su mayor prioridad, para poder tranquilizar a las empresas y a sus empleados lo antes posible.

    Si este futuro Congreso tampoco actúa, comportándose igual que el actual, entonces los niños que pidan caramelos en Halloween durante los años venideros se estremecerán al oír esta historia: un Congreso que, ante la amenaza de tiniebla económica, eligió este cruel y misterioso camino para empeorar las cosas.

     

    La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org.

     

    Posted in Actualidad, Adminstración Obama, Análisis, Asuntos internacionales, Campana de Heritage, Destacables, Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Impuestos, Libertad económica, Liderazgo Americano, Opinión