• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

La Fed y otros bancos centrales se preparan para el incendio


 

La Reserva Federal de Estados Unidos, más conocida como la Fed, nos ha sorprendido una vez más y es probable que tenga razón. Hay una tempestad de fuego en el horizonte. Se inicia en Europa pero amenaza indudablemente la economía de Estados Unidos y la Fed se está preparando.

El papel fundamental de cualquier banco central es abordar las crisis del mercado financiero para asegurar que los mercados funcionen con la normalidad que las circunstancias permitan. Lo que hace un banco central ante todo es asegurar un adecuado flujo de liquidez para los participantes del mercado, ya sean bancos, otras instituciones financieras u otros bancos centrales. Es bajo esta perspectiva mediante la que se debería ver el anuncio coordinado por la Fed junto con el Banco Central Europeo y otros cuatro bancos centrales de Europa y Asia.

En concreto, la Fed redujo el costo de los fondos de emergencia en dólares del  1% al 0.5%. La Fed tiene acuerdos con otros bancos centrales que le permiten intercambiar dólares por otras divisas a un día. La Fed recortó el costo de estos acuerdos de intercambio de divisas (líneas swap) y extendió la vida de dicha línea por seis meses hasta el 1 de febrero de 2013.

Al ser la moneda global de reserva, gran parte del comercio mundial se lleva a cabo en dólares. Los bancos centrales extranjeros a menudo surten de dólares a sus propios sistemas bancarios que luego utilizan para financiar tanto el comercio interno como para las compras de exportación. Una liquidez insuficiente de dólares en el extranjero puede paralizar los mercados financieros en el exterior y también en Estados Unidos. Hace tres años, estos mismos mercados financieros se desangraron durante una crisis financiera y el índice de desempleo en Estados Unidos aún es del alrededor de un 9%.

Para ser claros, la Fed no está rescatando a Europa o al euro. Ha habido algo de rumores acerca del rescate del euro por la Fed, una idea tan descabellada que no va más allá del nivel de especulación de cóctel. Sin embargo lo que la Fed está haciendo es algo muy diferente. No se trata de poner dinero de los contribuyentes en situación de riesgo. No está comprando deuda soberana. No está aumentado la capacidad de rescate financiero del Fondo Monetario Internacional o de cualquiera de las herramientas que Europa ha construido para disimular sus problemas. La Fed solamente está fortaleciendo sus propias herramientas para otorgar préstamos en dólares a corto plazo a los bancos centrales extranjeros.

¿Por qué ahora? Europa, por supuesto, está pasando por un terrible momento tanto financiera como económicamente, pero ¿dónde está la crisis que provocaría una acción de la Fed? ¿Y por qué está el mercado reaccionando de manera tan positiva? Sólo espere.

Una buena manera de verlo sería así, imaginemos que todos los camiones de bomberos de los alrededores de Nueva York fueran a converger en Manhattan. Cada camión de bombero prepararía toda manguera y toma de agua que pudiese encontrar. Todo puesto estaría operativo y listo, pero no hay fuego, sólo un poco de humo. Siga esperando.

La reacción del mercado es similar a la de un comprador inmobiliario que ve todo este equipo de extinción y decide que ese barrio debe ser realmente seguro y hace una oferta por la casa más cercana. Los de más de 400 puntos que subió el Dow el día de la iniciativa de la Fed son prueba clara de que los mercados son irracionales, absolutamente miopes, o bien ambas cosas.

¿Qué está pasando aquí? La Fed y sus homólogos en Europa y Asia se están preparando para la catástrofe total. La crisis en Europa está llegando a un punto culminante. El crédito bancario en Europa se está derrumbando; los tipos de interés, incluso en Alemania, están aumentando; la recesión y algo peor está a las puertas del sur de Europa y amenaza con absorber a todo el continente; hasta los eurotecnócratas ahora están hablando de que sólo les quedan unos días para salvarse y salvar su amada unión monetaria.

Todavía no hay incendio de verdad. Pero lo habrá. Será grande. Se dirige a esta dirección y la Fed está haciendo todo lo posible para estar preparada.

La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

 

Posted in Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Iniciativa y Libre Mercado, Opinión, Unión Europea