• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

La modernización militar china gana fuerza

 

El discurso pronunciado ayer por el líder chino Hu Jintao, que es jefe de la poderosa Comisión Militar Central que dirige el Ejército Popular de Liberación de China (PLA, por sus siglas en inglés), ha concitado una gran atención.

Los informes de noticias occidentales observan que Hu habló sobre la necesidad de “acelerar su transformación y modernización de forma sólida y hacer extensos preparativos para el combate militar con el fin de hacer mayores contribuciones para salvaguardar la seguridad nacional”. Esto ha suscitado preocupación de que China se está preparando para un conflicto, tal vez en el contexto de las actuales disputas en el Sur de China o de las cercanas elecciones de Taiwan en enero de 2012.

Sin embargo, el reciente discurso de Hu es en realidad más congruente con un antiguo conjunto de temas que él ha recalcado en repetidas ocasiones. En 2004, Hu explicó las “nuevas misiones históricas” para el PLA, que incluyen la necesidad de participar en la “construcción de ejércitos” (es decir, la mejora de las fuerzas militares) mientras que se centra más una construcción económica nacional integral. El discurso de Hu también está en consonancia con la posición establecida por su predecesor, Jiang Zemin, de que el PLA debe alejarse del énfasis en la cantidad y centrarse más en la calidad, o sea en alta tecnología.

Es este último aspecto que merece más atención, ya que los informes chinos señalan que Hu se reunió posteriormente con la Conferencia de Equipo Militar del Ejército (quanjun zhuangbei gongzuo huiyi). Al parecer, Hu felicitó los diseñadores y fabricantes chinos de armas por sus logros en su previo 11º Plan Quinquenal (2006-2010), así como también los exhortó a mejorar su desempeño en el actual 12º Plan Quinquenal.

Teniendo en cuenta algunos de los programas que se revelaron en el curso del previo plan quinquenal, incluyendo el nuevo avión furtivo de China (el J-20), las capacidades chinas antisatélite (resaltadas con la prueba ASAT 2007) y los informes sobre los misiles balísticos antinaves y su alcanzada capacidad operativa inicial, así como una gama de nuevos vehículos aéreos no tripulados, todo esto sugiere que el liderazgo chino espera sistemas aún más avanzados a desarrollarse en los próximos cinco años.

Los líderes de Estados Unidos deberían tener todo esto en cuenta al contemplar los futuros gastos de defensa y sus preparativos.

 

La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

 

Posted in Defensa, Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo para América, Opinión, Política Exterior, Seguridad