• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • La pesadilla fiscal de Estados Unidos en gráficos

    Hay urgencia en Washington por arreglar un problema que desde hace mucho se veía venir: Estamos en la vía rápida a la implosión fiscal de Estados Unidos. Hoy publicamos en Libertad.org nuestra edición de: El Libro de Tablas Presupuestarias 2011: El Presupuesto Federal en Gráficos de la Fundación Heritage donde Ud. podrá ver de forma simple la gravedad del problema de gasto que aqueja al país y la cantidad de deuda que Estados Unidos acumula.

    El Congreso va camino de comprender la necesidad de promulgar reformas, en parte porque hay una nueva hornada de conservadores del movimiento Tea Party haciendo oír sus voces en el Capitolio y también porque el gobierno ya alcanzó el límite legal de cuánto puede pedir prestado. Esta mañana el periódico Washington Post informa que es la hora de la verdad en Washington, donde legisladores y la Casa Blanca están trabajando para encontrar una forma de recortar $2 billones del presupuesto federal para el año 2021.

    Ahora es ciertamente el momento de actuar. En unos 20 años, la proporción de la deuda nacional sobre el americano típico se habrá más que triplicado a no ser que Washington ponga en orden las finanzas de la nación. Ahora mismo, la deuda nacional supone un promedio de $31,871  para cada americano — casi dos tercios de la mediana de los ingresos de cada hogar, unos $50,255. El Libro de Tablas Presupuestarias 2011 de Heritage ilustra claramente que sin reducción de gasto alguna o sin verdaderas reformas, la deuda aumentará hasta los $103,827 por ciudadano para el año 2032 – y seguirá creciendo.

    “Para las jóvenes generaciones, la cosa se pone peor”, dice Alison Acosta Fraser, directora del Instituto Thomas A. Roe para Estudios de Política Económica de la Fundación Heritage. “Para el año 2044, la cuota de la deuda nacional de cada americano se doblará hasta los $206,771. Y continúa creciendo después de eso”.

    La versión de El Libro de Tablas Presupuestarias 2011 de Heritage contiene cuarenta y dos gráficos que reflejan los niveles de gasto, déficit y deuda sin precedentes de Washington.

    Uno de los gráficos compara el presupuesto de 2012 del presidente Obama con el Plan de Heritage para arreglar la deuda y cortar el gasto titulado “Para Salvar el Sueño Americano”. Bajo el presupuesto del presidente, el gasto en interés neto de la deuda nacional más que se triplicará en la próxima década. Pero el Plan de Heritage equilibra el presupuesto en 10 años y reduce drásticamente la deuda al 30% del PIB en 2035.

    “Lo que se revela de forma sorprendente en estos gráficos y tablas es que Washington tiene un problema de gasto que debe ser corregido”, dice Fraser, quien señala que los programas de derechos a beneficios continúan siendo el principal motor del incremento en el gasto federal. Por ejemplo, uno de los gráficos muestra cómo la falta de reformas en los derechos a beneficios empuja el gasto a absorber la mitad de la economía en el año 2056.

    Richard Fisher, presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, advierte del daño que el continuado gasto sin control tendrá en el futuro de Estados Unidos:

    Tanto bajo liderazgo republicano como demócrata, los pasados Congresos crearon un pozo negro fiscal tan profundo y ancho que amenaza con tragarse nuestra prosperidad y convertir nuestra economía en un matadero. Han traicionado la más sagrada responsabilidad que tienen con las generaciones sucesivas de americanos: en vez de pasar la antorcha a nuestros hijos les pasamos la cuenta.

    Pero no necesita uno mirar al mañana para ver los efectos que el gasto gubernamental rampante puede tener en la economía de una nación. Grecia está en medio de una crisis fiscal que no acaba, abocada a ella por años de gasto irresponsable — y su desgracia está impactando los mercados mundiales ante los temores de una posible quiebra del país.

    Estados Unidos, también, está al borde del precipicio. Como muy convincentemente muestra El Libro de Tablas Presupuestarias 2011: El Presupuesto Federal en Gráficos de la Fundación Heritage, las soluciones de corto plazo no resolverán los problemas de Estados Unidos. A no ser que el Congreso y la Casa Blanca vayan a la raíz de los problemas de gasto de la nación — los derechos a beneficios — la nación seguirá camino a la ruina.

     

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.
    Posted in Derecho a beneficios, Economía, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Gráficos, Impuestos, Liderazgo para América, Opinión