• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • El Gráfico de la semana: La pobreza en Estados Unidos

     

    Los medios de comunicación no dejan de mencionar que Estados Unidos “tiene 49.1 millones de pobres”, que la pobreza alcanza “niveles extremos”, que cada vez son más los que necesitan estampillas de comida para sobrevivir, y así por el estilo. Aunque no se puede discutir que haya gente en circunstancias de pobreza, primero habría que analizar qué constituye pobreza en Estados Unidos.

    Nuestros expertos, Robert Rector y Rachel Sheffield dicen que “exagerar burdamente el alcance y grado de privación material en Estados Unidos no beneficia ni a los pobres, ni a la economía, ni a la sociedad en general”. Presentarnos una caracterización tan engañosamente negativa y alejada de la realidad tiene repercusiones de largo alcance, no sólo para la imagen internacional de la superpotencia mundial sino también a la hora de desarrollar políticas públicas para la nación ya que estas se fundamentan en esas desafortunadas cifras.

     

     

     

    Como muestra el Gráfico de la semana, la imagen generalizada de lo que significa ser pobre para muchos no se corresponde en nada con lo que se marca como el umbral de pobreza. Para cualquiera sería soprendente saber que muchos a los que se considera pobres en Estados Unidos tienen computadora, aire acondicionado, televisión, carro y hasta casa propia.

    Nadie quiere decir con esto que no haya pobres y que todos vivamos en el paraíso. La pobreza es un problema real y serio, pero no es sólo un problema material. Como indica otro de nuestros expertos, el Dr. Ryan Messmore: “Las raíces de la pobreza en Estados Unidos son generalmente de carácter relacional. El origen de la pobreza puede a menudo encontrarse en la ausencia o rompimiento de relaciones fundacionales que son necesarias para que las personas prosperen”.

    Después de décadas perdidas y de billones de dólares mal invertidos en la lucha contra la pobreza, es hora ya de atacar este problema usando otras estrategias distintas y políticas públicas realistas que verdaderamente ayuden a la gente a prosperar y a salir del círculo vicioso de la pobreza y la dependencia del gobierno.

     

    Posted in Derecho a beneficios, Economía, Estudios, Familia y Religión, Gobierno de Estados Unidos, Gráficos, Opinión, Pensamiento Político