• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Los impuestos no son demasiado bajos: Es el gasto, bobo

    Hoja Informativa # 85

    Los aumentos de impuestos no pueden arreglar el déficit

    • Los impuestos actuales. En 2010, el gobierno federal recaudó aproximadamente $2.2 billones de ingresos en total. Los impuestos sobre los ingresos supusieron $900,000 millones de lo recaudado, o cerca del 40% de todas las aportaciones. El gobierno federal gastó alrededor de $3.5 billones; el déficit resultante, $1.3 billones, fue posible cubrirlo pidiendo préstamos.
    • Cubriendo el déficit. Si el Congreso, en vez de pedir prestado o recortar gasto, aumentara los impuestos por esos $1.3 billones necesarios para pagar el déficit de 2010, necesitaría más que doblar la recaudación de impuestos. De hecho, sería necesario aumentar en el 144% los impuestos sobre ingresos para cubrir el sobregasto.

    • Se le oculta el gasto gubernamental a los contribuyentes. La futura carga fiscal creada por este nivel de préstamos y gasto es aterradora. Si los americanos supieran el nivel de impuestos que tendrán que pagar en un futuro no muy lejano para cubrir la actual y futura deuda del déficit federal, el Día de los Impuestos sería aún más alarmante.

    El plan de aumentos de impuestos del presidente Obama

    • Impuestos, más impuestos y todavía más impuestos. En vez de dedicarse de verdad a arreglar el gasto desbocado y reformar los derechos a beneficios, el presidente Obama propone, una vez más, aumentos de impuestos para pagar sus temerarios hábitos de dispendio.
    • ¿Impuestos para los ricos? Si Obama convenciese al Congreso para aumentar los impuestos a los propietarios de pequeñas empresas y a los inversionistas que ganan más de $250,000 por año para que ellos solitos pagaran el déficit, sus tipos impositivos tendrían que aumentar a niveles que no son ni siquiera posibles. Las tasas marginales superiores tendrían que aumentar al 132% y el 142%, que, por supuesto, es más de lo que ganan.
    • Matar el crecimiento económico. Además, es imposible acercarse siquiera al 100% y todavía pretender aumentar los ingresos federales porque las empresas, trabajadores e inversores dejarían simplemente de producir, trabajar e invertir al irse acercando el gobierno a confiscar cada dólar adicional que ganasen. Mucha actividad económica se convertiría en mercado negro.
    • Gastar más, gravar más. En el presupuesto recientemente presentado, el presidente Obama propone mantener los déficits a niveles insostenibles durante los 10 años de la ventana presuùestaria. Los impuestos sobre ingresos tendrían que mantenerse un 50% por encima de los niveles actuales hasta 2021 para poder cerrar el agujero sin cortar el gasto.
    • Una senda insostenible. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), si el Congreso promulgara el presupuesto de Obama para 2012, los pagos de intereses sobre los déficits acumulados serían de $931,000 millones en 2021. Esto serían el 20% de todas las aportaciones mediante impuestos. Conjuntamente con el gasto de programas obligatorios como el Seguro Social, Medicare y Medicaid, se gastarían el 95% de todos los impuestos antes de que el Congreso pudiese asignar fondos a la defensa nacional o cualquier otra actividad esencial del gobierno.

    La escalada de impuestos de Obama no es la solución

    • Los aumentos de impuestos no arreglarán el problema del gasto. Aumentar los impuestos cuando hay tal crisis de gasto no resolverá el problema si los derechos a beneficios y el gasto en intereses continúan su expansión fuera de todo control. Las tasas impositivas tendrían que aumentarse constantemente para mantener el ritmo.
    • Recorten el gasto. El Congreso y el presidente deben reducir el gasto y deben hacerlo pronto — antes de que los gastos en intereses y en derechos a beneficios se disparen irremisiblemente.
    • Dejen de gravar nuestro futuro. Ya es hora de que el Congreso y el presidente detengan la trayectoria actual de gasto y de préstamo masivos; tendrán que ser honestos con el pueblo americano acerca de los impuestos ocultos debidos al déficit que están pidiendo al contribuyente que pague en el futuro.

     

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.
    Posted in Economía, Hojas Informativas, Impuestos, Liderazgo para América, Opinión, Soluciones para América