• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • “Mayormente libre”: el sorprendente deterioro de la libertad económica de Estados Unidos y qué hacer al respecto

    Inspirado en el Índice de Libertad Económica de 2010

     

    “Mayormente libre”: ¡No es suficiente!

    En 2010, por primera vez, Estados Unidos ha descendido de las categorías de libertad económica según las mediciones del Índice de Libertad Económica publicado anualmente por la Fundación Heritage y el Wall Street Journal. Con una puntuación de solo 78.0 en una escala de 0 a 100 del Índice, Estados Unidos ha descendido por debajo del límite (una puntuación promedio de 80 o superior) que otorga a los países el derecho a denominarse verdaderamente “libres”. ¿Cuál es el estado actual de Estados Unidos? “Mayormente libre”.

    ¿Cómo sucedió esto? ¿Qué se puede hacer para abordar el problema y permitir a los americanos reclamar las libertades económicas que han perdido?

    El Índice proporciona un retrato de la libertad económica americana y compara las condiciones en Estados Unidos con aquellas de otros países del mundo. Se propone un programa de reformas directas pero audaces para colocar a EE. UU. nuevamente en el lugar al que pertenece: como líder mundial de la libertad económica.

    Un sorprendente deterioro

    Estados Unidos es la octava economía más libre en el Índice de Libertad Económica de 2010. Su calificación es 2.7 puntos menos que el año pasado, lo cual refleja una notable disminución de la libertad económica, la libertad monetaria y los derechos de propiedad. La libertad económica ha disminuido en siete de diez categorías medidas en el Índice. En general, Estados Unidos ha sufrido el mayor deterioro de libertad económica entre las veinte economías más grandes del mundo. Estados Unidos ha caído al segundo lugar de la región de Norteamérica, después de Canadá.

    Las respuestas del gobierno estadounidense a la crisis financiera y económica que comenzó en 2008 han socavado considerablemente la libertad económica y las perspectivas a largo plazo de crecimiento económico. Las incertidumbres producidas por los cambios normativos continuos y los gastos políticamente influenciados han desalentado las iniciativas y la creación de puestos de trabajo, lo cual retrasa la recuperación. El liderazgo en el libre comercio se ha visto debilitado por las disposiciones de “Buy American” en legislación de estímulo y el incumplimiento de los acuerdos de libre comercio (FTA) previamente firmados con Panamá, Colombia y Corea del Sur.

    Mientras tanto, las tasas impositivas son cada vez menos competitivas y un incentivo masivo al gasto están creando déficits sin precedentes. Los rescates de firmas financieras y automotrices han generado preocupaciones acerca de los derechos de propiedad. La legislación sobre la atención médica está sumando miles de millones de dólares a las deudas de la nación en salud, como también al déficit federal y estatal, y a su vez está alterando esencialmente la estructura de las remuneraciones laborales.

    La agenda de la libertad económica

    La Constitución de Estados Unidos se estableció, según las palabras de su Preámbulo, para “asegurar las bendiciones de la libertad para nosotros y nuestra posteridad”. Actualmente, esa libertad ha sufrido una agresión y la amenaza, ahora como en la época de la Declaración de la Independencia, proviene de un gobierno que se ha convertido en destructor de “la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

    La recuperación de su herencia de libertad económica no será una tarea sencilla para los estadounidenses.  Se deben tomar medidas en cada área para desafiar los intereses especiales políticamente poderosos. Como es costumbre, la política no será suficiente. De hecho, es la política como de costumbre la que nos hizo desviarnos del camino y que el gobierno esté invadiendo a diario áreas que los estadounidenses han considerado tradicionalmente como privadas.

    No necesitamos una revolución, pero sí necesitamos una recuperación de los derechos que una vez fueron considerados inalienables por los Fundadores y las generaciones de americanos que los siguieron. Ahora es el momento de comenzar. Las medidas que necesitamos para dar forma a la Agenda de Libertad Económica para Estados Unidos.

    El Índice proporciona una guía paso a paso para poder colocar a Estados Unidos nuevamente en los primeros puestos de libertad económica. Las recomendaciones específicas son nada más que una posible estrategia para restablecer nuestra libertad económica. Estas recomendaciones ilustran claramente el alcance de la reforma que necesitamos. Otras propuestas, si son honestas y realmente promueven la libertad económica, también podrían servir.

    Lo importante es actuar ahora para detener el deterioro de la libertad y hacer valer nuestros derechos como personas libres, para establecer nuestro propio curso hacia una mayor prosperidad en el futuro.

    Posted in Análisis, Economía, Estudios