• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Mes de Proteger a América 2013

    Ciertamente, ni siquiera con la retirada de Estados Unidos de Irak y Afganistán se habrá convertido el mundo en un lugar más seguro. Corea del Norte continúa avanzando en sus capacidades de misiles balísticos, el conflicto en Siria se ha vuelto cada vez más violento e Irán amenaza constantemente a Estados Unidos con su programa nuclear en desarrollo y con una lluvia diaria de misiles contra uno de nuestros principales aliados, Israel.

    Aquí en casa, las fuerzas armadas de Estados Unidos se están viendo amenazadas por la falta de compromiso de la administración Obama. Los recortes en el presupuesto de defensa amenazan con reducir las fuerzas armadas de Estados Unidos de tal modo que ya no serán capaces de defender adecuadamente nuestra patria ni de proyectar al mismo tiempo la influencia de Estados Unidos en el extranjero. De hecho, existe en Estados Unidos una tendencia a decir que deberíamos alejarnos de la escena mundial y dejar que nuestros aliados se defiendan por sí mismos, que quizás nuestros adversarios nos dejarían tranquilos si no los provocamos. Sin embargo, está claro que esa no es la realidad.

    Con independencia de que queramos admitirlo o no, Estados Unidos es un factor de estabilización global. Desde la Segunda Guerra Mundial, Europa Occidental ha disfrutado de uno de los mayores periodos de paz de su historia, en parte debido a la presencia de Estados Unidos en Alemania, Italia y otros países. La Guerra Fría acabó sin derramamiento de sangre porque Estados Unidos creó una fuerza tan aplastante que los soviéticos comprendieron que no podrían vencer. Y la fuerza creada durante ese conflicto facilitó la aplastante victoria de Estados Unidos y sus aliados en la Guerra del Golfo Pérsico a principios de los 90.

    Sin embargo, durante ese tiempo las fuerzas armadas de Estados Unidos sufrieron una seria de desastres causados por una mala planificación y un deseo de reducir las fuerzas armadas. La “Fuerza Operacional Smith” en Corea, la “Fuerza Hueca” durante la guerra de Vietnam y el trágico intento de rescate de los rehenes americanos en Irán fueron el resultado de no contar con un plan y un equipamiento adecuados para las fuerzas armadas. Todos estos desastres fueron causados por un débil compromiso con la defensa nacional.

    Estados Unidos se está enfrentando a un declive parecido en estos momentos. Debido a que actualmente están finalizando dos misiones militares de Estados Unidos, hay una sensación de que podemos vaciar las fuerzas armadas para ahorrar dinero y recuperar nuestra economía. No obstante, lo que defendía el presidente Ronald Reagan sigue siendo cierto: La paz mediante la fortaleza. El mundo no es ahora un lugar más seguro y reducir las fuerzas de Estados Unidos sólo producirá más ansiedad en nuestros aliados y envalentonará a nuestros adversarios.

    La Fundación Heritage está haciendo hincapié en estos temas durante su Mes de Proteger a América 2013, que se celebra anualmente. Durante todo este mes, líderes conservadores y expertos en defensa mostrarán por qué debemos estar comprometidos con la protección de Estados Unidos en un mundo cada vez más peligroso. Durante este mes, la Fundación Heritage acogerá una serie de eventos, publicará estudios y continuará insistiendo al Congreso y al presidente en que es su responsabilidad constitucional el proveer la defensa común.

    En Libertad.org los mantendremos permanentemente informados sobre este importante tema. Como sociedad, nuestras libertades dependen de una ciudadanía informada y nosotros contribuiremos a ello.

     

    La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org. 

     

    Posted in Actualidad, Análisis, Ciberseguridad, Conflictos Internacionales, Defensa, Destacables, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo para América, Opinión, Política Exterior, Proteger a América, Seguridad, Terrorismo