• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • ¿No compre cosas hechas por los pobres?

    Un reciente informe online del New York Times sugiere que los americanos deberían dejar de comprar productos fabricados por los pobres, porque cuando la gente en Estados Unidos compra café, azúcar, camisetas o tomates, es culpable de explotar a los trabajadores pobres.

    La historia citaba al director ejecutivo de un grupo llamado Art Works Projects: “La mayoría de la gente no mira su camisa y piensa que si le salió barata es porque alguien en la cadena [de fabricación] ha sufrido serios abusos”. Luego agregó: “Si Ud. compra algo, es parte del problema, pero también puede ser enseguida parte de la solución ya que Ud. puede optar por no comprarlo”.

    Muchos de los lectores del informe del New York Times supieron entrever las implicaciones de esta propuesta “solución” para la pobreza. Aquí están algunas de sus respuestas sin editar que se publicaron:

     

    Si no comprasemos estos productos, el Tercer Mundo tendría aún menos oportunidades. Estados Unidos comenzó de esta manera y no deberíamos apresurarnos a juzgar cuando otros están luchando por ganarse el sustento.

     

    Bueno, entonces dejo de tomar café y ya no uso azúcar. ¿Qué pasará entonces con la gente que ahora está haciendo el trabajo?

     

    He leído los primeros párrafos y me di cuenta de que lo que falta en la vida de las personas descritas… ¡capital y capitalistas!

     

    Historia conmovedora y desgarradora, pero ¿es la solución tan simple como no comprar esa taza de café? ¿No es el efecto inmediato de esa decisión probablemente que el niño trabajador se convierta en un niño trabajador sin empleo, sin ingresos en absoluto? ¿Es eso realmente mejorar su futuro? Por favor, veamos algunas propuestas sobre formas de mejorar el futuro de ese niño que no incluyan el desempleo y el hambre.

     

    Encuentro la cita: ” Si Ud. compra algo, es parte del problema, pero también puede ser enseguida parte de la solución ya que Ud. puede optar por no comprarlo” muy simplista porque he estado lo suficiente en los cafetales y los campos de caña de azúcar en el Tercer Mundo como para saber que si uno no lo compra, está castigando a los trabajadores. No todas las situaciones son de explotación –en realidad constituyen un medio de subsistencia para los trabajadores– más que cualquier otra cosa que puedan tener.

     

    Los datos en el Índice de Libertad Económica, publicado conjuntamente por la Fundación Heritage y el Wall Street Journal, demuestran que estos lectores del New York Times, están en lo cierto. La mejor manera de luchar contra la pobreza es permitir que la gente sea libre, no boicotear los productos fabricados por los pobres.

     

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

     

    Posted in Economía, Estudios, Iniciativa y Libre Mercado, Libre comercio, Opinión