• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

Obama y su vacía retórica educativa para los hispanos

Quizás la consecuencia más grande para la creciente población hispana de nuestro país, según lo confirmado recientemente por la Oficina del Censo de Estados Unidos, es su impacto en el sistema escolar público. Con los niños hispanos engrosando cada vez más las filas de las escuelas públicas, pero con un número creciente de jóvenes hispanos abandonando la secundaria, queda claro que nos estamos enfrentando a la perspectiva de tener una fuerza laboral sin mayores estudios en un futuro próximo.

Desde este punto de vista, es normal que el presidente quisiera abordar el tema de la educación, específicamente en lo que concierte a los hispanos, en el canal de televisión en español más grande de Estados Unidos. Como parte de la campaña de márketing de la cadena Univisión titulada, “Es el Momento” y con la esperanza de despertar un debate más amplio en la comunidad hispana sobre la política educativa, el presidente Obama se dirigió a unos doscientos alumnos de la escuela secundaria Bell Multicultural al noroeste de Washington promocionando la política de su administración para mejorar el logro académico entre estudiantes hispanos.

Desafortunadamente después de escuchar al presidente hablar largo y tendido sobre educación, es evidente que se mantiene firme su ilimitada fe en el gobierno federal para mejorar nuestro sistema escolar.

De hecho, su intervención en este foro destaca más por lo que no dijo. Llamativamente ausente de todas las respuestas del presidente sobre política educativa estuvo la opción escolar así como los bonos escolares. Claro que el presidente tuvo una serie de ocasiones para mencionar la importancia de empoderar a los padres en su elección de la mejor escuela para sus hijos ya que así el sistema tendría que responder más por su gestión y la competencia aumentaría.

La ausencia de opción escolar en el debate de una hora de duración fue especialmente rara si tomamos en consideración tanto el lugar como el momento de las afirmaciones del presidente dado que el Congreso tiene programada una votación esta semana acerca del popular y eficaz programa del bono escolar conocido como Programa Escolar de Oportunidad de D.C. (DCOSP). Como hemos estado contándoles en estas páginas, el DCOSP ha estado dando becas para asistir a escuelas privadas de su elección a familias de bajos ingresos en Washington DC – ciudad que está en el puesto 51 a nivel nacional en exámenes estandarizados de competencia académica. Lamentablemente, el silencio del presidente sobre este tema es muy revelador. En resumen, el silencio del presidente confirma que él no desea molestar a los poderosos sindicatos de profesores que se oponen firmemente al programa de becas DCOSP.

Esta posición es no es muy honesta que digamos si tenemos en cuenta la terquedad de no querer ver el fracaso en cerrar la brecha racial en el logro académico simplemente a través del aumento de la financiación federal mientras el gobierno adquiere mayor poder. De hecho, según las respuestas del presidente en este foro, Obama sigue convencido de que todo lo que necesitamos es simplemente hacer unos ajustes a la política federal mientras que se gasta en educación más y más del dinero duramente ganado por los contribuyentes para así mejorar el logro académico de los hispanos.

Si el presidente quisiera seriamente ayudar a cerrar la brecha entre alumnos hispanos y no hispanos, debería echarle un vistazo al estado de la Florida como modelo educativo. A través de audaces reformas, tales como el aumento de la opción escolar en escuelas privadas y públicas y premiando a los profesores que consiguen un mejor rendimiento estudiantil, los alumnos hispanos de la Florida ahora superan o igualan el promedio estatal de todos los estudiantes en 31 estados.

Desafortunadamente, la vacía retórica del presidente sobre educación muestra claramente su interés en aparentar hacer algo en lugar de enfrentarse a los grupos de intereses especiales – y eso será necesario si hemos de cerrar la brecha racial de la que adolece nuestro sistema escolar.

Univision tiene razón cuando afirma que ya es hora, que “Es el Momento”  de hacer algo acerca de nuestro fracasado sistema educativo por el bien del país. Desafortunadamente, la receta que sugirió el presidente con sus respuestas a este foro sobre educación no servirá para lograrlo.

La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.


Posted in Educación, Estudios, Liderazgo para América, Opinión