• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

Paul Ryan: Cómo las ideas conservadoras ayudan a los pobres

A la hora de explicar cómo sus normativas ayudarían a las personas pobres y desfavorecidas, puede que los conservadores se parezcan demasiado a un equipo de fútbol americano que va directo hasta la línea de una yarda y justo entonces se arrodilla. Sus pétreos principios y normativas los impulsan, pero no dan el último pasito extra y explican cómo esas normativas ayudarían a todos los americanos, especialmente a aquellos que han tocado fondo y que son los que más necesitan que les echen una mano y les ofrezcan una salida.

Y a casusa de todo eso, aún permanecen vigentes las grotescas afirmaciones de la izquierda de que el capitalismo permite que el 1% desplume al 99% restante o de que el conservadurismo es una treta para justificar el gobierno de los ricos, por los ricos y para los ricos.

Por eso es tan emocionante y estimulante ver a un destacado conservador explicar claramente cómo las normativas conservadoras mantienen vivo el Sueño Americano para todos los americanos. La semana pasada en Cleveland, el representante Paul Ryan (R-WI) dio uno de los mejores discursos que se recuerdan a la hora de articular la visión conservadora de Estados Unidos en la que la prosperidad y la oportunidad florecen y los “motores de la superación social” funcionan a toda máquina.

Se trata de una lectura obligada para quienes quieran aprender a cómo realizar una defensa convincente del conservadurismo.

Los argumentos de Ryan se desarrollan en siete aspectos:

1. Definir y reivindicar el legado del Sueño Americano. “Estamos aquí reunidos en nombre de una idea: que independientemente de quiénes sean sus padres y de dónde venga, en Estados Unidos tiene Ud. la oportunidad de resurgir, de escapar de la pobreza y de lograr todo lo que los talentos que Dios le ha concedido y el trabajo duro le permitan”. Y eso es crucial, dadas las iniciativas de la izquierda para redefinir el Sueño según unas líneas estatistas e igualitarias.

2. Reconocer los obstáculos a los que muchos se enfrentan. “Demasiados niños, especialmente los niños afroamericanos e hispanos, son enviados a escuelas mediocres y se espera de ellos que alcancen la excelencia…Algo marcha mal en nuestro país cuando el 40% de los niños nacidos de padres que se encuentran dentro del 20% de la población con los ingresos más bajos nunca conocen nada mejor…En esta guerra contra la pobreza, está ganando la pobreza”. En otras palabras, no cometan el error de asumir que porque las afirmaciones de la izquierda sobre la pobreza en Estados Unidos estén salvajemente exageradas, todo tiene que ser excelente y estupendo.

3. Un gobierno omnipresente no ayuda a los pobres. “Con unas cuantas excepciones, el enfoque del gobierno ha sido gastar montones de dinero en unos programas antipobreza centralizados, burocráticos y piramidales. La mentalidad que hay detrás de este enfoque es que la nación debería medir su compasión según el tamaño del gobierno federal y cuánto gasta este. El problema es, desde la década de 1960, ese enfoque piramidal que ha creado y perpetuado una cultura de la dependencia que nos debilita, destrozando a las familias y a las comunidades”.

4. Conservadurismo no es una palabra en código para egoísmo. “Bueno, al oír a algunos decir eso, parece que pensamos que todo el mundo simplemente debería arreglárselas por sí solo. Pero se trata simplemente de un argumento falso, de un montaje de hombre de paja para eludir el auténtico debate…Yo creo en la verdadera compasión y en la posibilidad de escalar socialmente”.

5. Una economía sólida ayuda a los pobres. “Muchos de quienes viven en la pobreza hoy en día pertenecían a la clase media hace sólo unos años. Podemos ayudarlos a recuperar el terreno perdido, con la atención puesta en el crecimiento de toda la economía americana”.

6. La sociedad civil es la gran alternativa al gobierno omnipresente. “Parte de lo que hace grande a Estados Unidos es que cuando no tenemos éxito, buscamos otra oportunidad a través de nuestras comunidades…Hay un enorme término medio entre el gobierno y el individuo. Nuestras familias y nuestros barrios, los grupos a los que nos unimos y nuestros lugares de culto: es ahí donde vivimos nuestras vidas. Estos forman nuestro carácter, les dan sentido a nuestras vidas y nos ayudan a hacer de nosotros un pueblo que se autogobierna”.

7. Y por supuesto creemos en una firme red de seguridad. “Allí donde el gobierno tiene el encargo de proveer una red de seguridad, Mitt Romney y yo tenemos nuestra propia visión de cómo mantenerla firme. Es una visión que deja los fracasos del pasado en el pasado y en cambio propone forjarla sobre aquellas reformas que han funcionado”.

 

La versión en inglés de este artículo está en Heritage.org.

 

Posted in Actualidad, Análisis, Destacables, Economía, Elecciones EE.UU. 2012, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Iniciativa y Libre Mercado, Opinión, Pensamiento Político, Sociedad civil
 
  • Angel Oteros

    Obama continuará con la Desintegración de lo que había antes que él llegara al Poder en el 2008. Porque volverá a ganar.