• The Heritage Network
    • Ampliar:
    • A
    • A
    • A
  • Donar
  • Peligro: Chávez, Irán y misiles

    El diario Die Welt con sede en Berlín publicó una noticia el 13 de mayo citando “fuentes occidentales de seguridad”informando que el autoritario hombre fuerte de Venezuela, Hugo Chávez, se reunió secretamente en febrero de 2011 con el jefe de la fuerza aérea de la Guardia Revolucionaria de Irán, Amir al-Hadschisadeh.

    La pareja, según Die Welt, cerró el trato sobre la localización de una base de misiles, supuestamente a situarse en la península de Paraguana, ubicada en la costa venezolana a 120 kilómetros de la frontera colombiana.

    Añadía Die Welt que los ingenieros de la empresa constructora Khatam al-Anbia, propiedad del gobierno iraní, han comenzado ya el trabajo preliminar sobre la base.

    Hasta el momento no ha habido respuesta de la administración Obama. Chávez ha expresado desde hace mucho su interés en la adquisición de misiles fabricados por Rusia. Él ha comprado y exhibido los centenares de misiles tierra-aire IGLA que se disparan al hombro y ha estado en el mercado por los misiles rusos S-300, la misma arma de gran alcance que Rusia hasta el momento le ha negado a Irán. Chávez afirma que la agresión de Estados Unidos es su amenaza de seguridad número uno.

    Más de un informe sobre las intenciones de Irán sobre misiles aparecieron a finales del año pasado. Con la ayuda de Corea del Norte, Irán continúa ampliando su capacidad de alcance de misiles y puede que ahora tenga armas con suficiente capacidad para alcanzar Estados Unidos. Añádale un arma nuclear o un arma de destrucción masiva y se tiene la fórmula para otra Crisis de los misiles en Cuba.

    La pregunta central que se debe hacer con creciente urgencia es: ¿Hasta dónde llegará Chavez para demostrar el cometido operativo de su alianza con Irán? ¿Es esta alianza una de conveniencia retórica, llena de veneno y bravata pero de poca acción concreta? ¿O se trata de una iniciativa crecientemente cooperativa y operacional con el objetivo de acumular poder militar, compartir recursos (incluso el acceso a uranio) y explotar los vínculos al petróleo que, según promete constantemente Chávez, “acelerará el fin del imperialismo de Estados Unidos?

    Con 2012 siendo año electoral, con una oposición cada vez más activa y unida para la campaña y con la economía socialista de Venezuela, dominada por el Estado, en crisis, Chávez podría intentar una confrontación más directa con Estados Unidos como herramienta política y estratégica para consolidar su autoritario poder.

    Para la administración Obama – que en general se ha negado a tomar el desafío de Chávez en serio y constantemente resta importancia a las potenciales amenazas estratégicas de seguridad en el hemisferio occidental –puede ser fácil hacer caso omiso de otra nota de prensa sin confirmar. Éste sería el planteamiento equivocado. La administración debería ser abierta, franca y proyectar autoridad en respuesta a un tema de alta importanca para la seguridad.

     

    La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.
    Posted in Conflictos Internacionales, Defensa, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Liderazgo Americano, Opinión, Política Exterior, Seguridad