• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

¿Por qué vetaría Obama la creación de empleo?

 

 

Hoy, la Cámara de Representantes de Estados Unidos va a votar una propuesta de ley que, entre otras cosas, abriría la puerta a la creación de miles de nuevos empleos, impediría un aumento de impuestos a los trabajadores americanos y ayudaría a reducir el aplastante déficit. Sin embargo, el presidente Barack Obama ha prometido que frenará la ley vetándola — todo ello por su oposición a una sola medida de la propuesta que crearía empleos.

¿Qué hay en ella tan ofensivo que llevaría al presidente a amenazar con un veto? Una cláusula del proyecto de ley, H.R. 3630, la “Ley de Deducción Fiscal y Creación de Empleo para la Clase Media de 2011” que aprobaría el proyecto del oleoducto Keystone XL para traer petróleo desde Canadá. Nicolas Loris, experto de Heritage, explica que significaría “acceso a importaciones realizables de forma sencilla desde nuestro vecino del norte, la creación de miles de empleos y la generación de ingresos para los estados por los que pasa el oleoducto. Se prevé que Montana, Dakota del Sur, Kansas, Oklahoma, Nebraska y Texas, colectivamente, recaudarán $5,200 millones en impuestos sobre bienes inmuebles como resultado de construir el oleoducto”.

La medida legislativa sobre Keystone XL es sólo una parte de la propuesta presentada por el representante Dave Camp (R-MI), junto con varios copatrocinadores. Aunque el proyecto de ley no es perfecto, incluye algunas medidas positivas que podrían ayudar a millones de americanos padeciendo la economía Obama y buscando esperanza en esta época navideña. Camp dijo de la propuesta: “Si se aprueba, los americanos podrán confiar en que estos programas y medidas estarán disponibles el año que viene, que no resultarán en décadas de deuda y que se pagaráncon reformas fiscalmente responsable, no con aumentos de impuestos mataempleos”.

El vicepresidente de Heritage David S. Addington ha analizado la legislación propuesta y explica que:

• Ampliaría por un año la reducción de impuestos en la nómina del empleado, lo que “evita un aumento de impuestos, dejando en los bolsillos de la gente más de su dinero duramente ganado y por tanto no da lugar a la necesidad presupuestaria de “pagar” por un dinero que simplemente se deja donde se origina”.

• Ampliaría el programa de compensación por desempleo pero con las apropiadas reformas para ayudar al desempleado a encontrar trabajo y para comenzar a ajustar el programa en su conjunto a los cambios en la economía.

• Ampliaría por dos años la paralización de los recortes automáticos de pagos de Medicare a los médicos que de otra forma ocurrirían bajo la ley vigente (a menudo se llama a esta paralización el “doc fix”).

• Ampliaría durante un año el programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas, uno de los 70 programas de derechos a beneficios que necesitan reforma integrada.

• Actuaría para reducir el aumento del déficit federal, con cuotas para Fannie Mae y Freddie Mac, añadiría pruebas adicionales del nivel de ingresos para Medicare y aumentaría la cantidad que los empleados federales y miembros del Congreso deberán pagar por sus planes de jubilación y eliminaría los ajustes de aumento del costo de vida para 2013 que corresponde a empleados federales y miembros del Congreso.

 

La pasada semana, el presidente Obama anunció su intención de vetar la propuesta cuando avisó: “Rechazaré cualquier intento de vincular Keystone con el recorte de impuestos sobre la nómina”. Para ser completamente claros, la única parte de este proyecto de ley que significativamente creará empleos es la única parte que el presidente Obama está amenazando con vetar. Y esto en un momento en que 13.3 millones de americanos están sin trabajo, el índice de desempleo ronda el 9% como lo ha hecho durante su presidencia y la creación de empleo está en mínimos históricos.

El presidente Obama no parece interesado en actuar realmente para poner de nuevo a trabajar a los americanos. En una entrevista con el programa 60 minutes, el presidente reveló a Steve Kroft, de la cadena CBS, cuál cree que será su papel:

 

Es mi trabajo formar una visión del país que beneficie a la gran mayoría de los americanos. Es mi trabajo asegurarme de que mi partido está tras esas iniciativas, incluso si a veces implica romper filas contra algunos de los viejos dogmas de nuestro partido. Hemos hecho esto en cosas como la reforma de la educación. Y es mi trabajo convocar al pueblo americano para que se sume a esa visión.

 

Los americanos, sin embargo, no buscan tal convocatoria y no buscan una visión — especialmente si la economía continúa su titubeante curso, la creación de empleo sigue estancada y Washington sigue erigiendo muros a  la prosperidad.

 

 

La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

 

Posted in Actualidad, Campana de Heritage, Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Iniciativa y Libre Mercado, Opinión