• Ampliar:
  • A
  • A
  • A

Washington DC: Y la tierra tembló

Esta mañana estábamos hablando de huracanes, por lo de Irene, y resulta que Washington DC sufre un terremoto.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) proporciona información sobre qué hacer antes, durante y después de un terremoto. FEMA también ofrece un índice con información para contactar agencias estatales.

Como los residentes de la costa este de Estados Unidos se acaban de enterar, los terremotos pueden ocurrir en cualquier lugar.

Ante un gran terremoto, se necesita de prácticamente todos los equipos locales de respuesta de emergencia. Las respuestas iniciales se ocupan de lesiones físicas, incendios y materiales peligrosos. Garantizar la seguridad pública y restaurar la infraestructura también son prioritarias. Con frecuencia se llama a la Guardia Nacional para llevar a cabo misiones de respuesta al terremoto. El apoyo federal dependerá de la gravedad del incidente. Los equipos de asistencia médica para desastres se movilizan en caso de grandes incidentes.

Nos dieron un gran susto en Washington DC hoy, ha sido bastante atemorizante. Lo suficiente como para recordarnos que debemos estar mejor preparados para los grandes desastres. En un estudio hecho por la Fundación Heritage, hay un hallazgo clave y es que FEMA ha estado cada vez más distraída de su obligación de preparación para desastres de gran magnitud.

El experto en seguridad interior Matt Mayer señala que FEMA “ha estado respondiendo a casi cualquier desastre natural en todo el país, ya sea una inundación de tres condados o una catástrofe de proporciones casi épicas, como el huracán Katrina. Como resultado, muchos estados y localidades han recortado sus propios presupuestos para casos de emergencia, dejándolos a menudo mal preparados para enfrentarse sin ayuda federal a la lluvia o tormentas de nieve. Esto también deja a FEMA mal preparada y no dando más de sí para responder a catástrofes de gran escala”.

 

La versión en inglés de este artículo se publicó en Heritage.org.

 

Posted in Estudios, Gobierno de Estados Unidos, Opinión, Proteger a América, Seguridad, Seguridad Interior